Brasil.- Al menos 18 muertos tras una intervención policial en una favela de Río de Janeiro

Actualizado 28/06/2007 2:54:08 CET

RÍO DE JANEIRO, 28 Jun. (EP/AP) -

Al menos 18 personas murieron y otras diez resultaron heridas ayer durante una vasta intervención policial desplegada en una favela de Río de Janeiro (Brasil) contra narcotraficantes, durante la que se pretendía ejecutar varias órdenes de arresto e incautar drogas.

El Secretario de Seguridad del estado de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, informó en una conferencia de prensa de que las operaciones policiales seguían en desarrollo y que el número de muertos podría aumentar porque los agentes aún no habían iniciado las tareas para recuperar los cadáveres de todas las víctimas.

Añadió que todos los fallecidos eran miembros de bandas de traficantes que controlan el negocio de las drogas en la ciudad.

Las muertes ocurrieron después de que 1.350 agentes y policías federales de un cuerpo elite, con el apoyo de coches blindados y helicópteros, se desplegaron temprano en la barriada de Alemao, en el norte de la ciudad, donde una guerra entre traficantes iniciada en mayo ya ha costado la vida de 31 personas y heridas a otras 80.

"No hubo personas inocentes muertas", sostuvo Beltrame, asegurando que la operación en Alemao seguirá indefinidamente.

El Secretario de Seguridad agregó que durante la operación se produjo un fuerte tiroteo debido a que la Policía entró en zonas peligrosas de la barriada, en donde no había tenido presencia en años.

La Policía empleó cerca de cinco horas para llegar hasta el centro de operaciones de los traficantes, tras avanzar casa por casa en medio de estrechas callejuelas. La mayoría de los agentes ya estaba en retirada, pero otros fueron desplegados nuevamente para auxiliar a dos unidades bajo los intensos disparos de los traficantes, dijo Beltrame.

Además, el funcionario negó que la operación estuviera relacionada con los venideros Juegos Panamericanos. La preocupación de las autoridades por la violencia en Río de Janeiro ha crecido debido a que la ciudad, con ocho millones de habitantes, se prepara para ser la sede del 13 al 29 de julio de los juegos y se espera a miles de atletas y cientos de miles de espectadores.