Actualizado 06/07/2007 17:30

ETA.- Rajoy avisa a Zapatero que las actas terminarán "siendo públicas" después de la petición de la Justicia francesa

El PP hace suya la petición de la AVT de que se reforme la Ley de Víctimas y se dé cobertura a atentados en el extranjero

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió hoy al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que las actas sobre las conversaciones mantenidas con ETA durante el proceso de paz terminarán "siendo públicas", dado que las conocen "ONGs e intermediarios internacionales" y la Justicia francesa ha reclamado a España, a través de una rogatoria, información sobre las negociaciones con la organización etarra. "Tendría su gracia que, antes que los ciudadanos españoles, lo conozcan todos los europeos", apostilló.

La Justicia francesa ha solicitado a las autoridades españolas datos sobre los contactos mantenidos con ETA, especialmente en lo que concierne al papel en el proceso de etarra Jon Iurrebaso, detenido el pasado mes de marzo en suelo galo.

Según el líder de la oposición, Zapatero "no puede negarse" a que se conozca "la verdad", por lo que debe dar un "paso adelante" y terminar con la "falta de transparencia y claridad" y especificar de una vez qué se habló con ETA. En este contexto, sacó a colación la rogatoria remitida al Ejecutivo español desde París por parte de la juez Laurence Le Vert.

"Esas actas acabarán siendo públicas, y no pueden ser los españoles los únicos que no se enteren --aseveró Mariano Rajoy--. Esto es un régimen democrático, de transparencia. La verdad debe conocerse".

RETIRAR LA RESOLUCIÓN DEL CONGRESO.

En rueda de prensa en 'Génova' tras mantener una reunión con la directiva de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Rajoy señaló que el presidente de la mencionada organización, Francisco José Alcaraz, le había transmitido su respaldo a las dos peticiones que le había hecho a Zapatero en el Debate del estado de la Nación, esto es, que entregara esas actas y que derogase la resolución parlamentaria que permite el diálogo con ETA en ausencia de violencia. Adelantó que, seguramente, el PP insistirá en estas demandas con proposiciones no de Ley, y dijo que seguirá haciendo oposición en todos aquellos asuntos que sean de "interés general".

"En realidad, debería haberse retirado tras el atentado de Barajas --afirmó el presidente del PP--. No se puede dejar la puerta abierta. Eso es dar esperanzas a ETA y es lo que mantiene viva la negociación para un futuro y debilita la democracia".

Para Rajoy, el momento que vive la sociedad española, amenazada por la banda terrorista, hace necesario tener un presidente del Gobierno "que genere credibilidad y confianza" y del que los ciudadanos se puedan "fiar". "Pero para la mayoría de los españoles, la palabra de Zapatero no merece credibilidad y confianza y, desde luego, el crédito político no se recupera con un cambio de ministros", enfatizó.

APOYAR CAMBIO DE LEY DE VICTIMAS.

A lo largo de la rueda de prensa, se le preguntó a Rajoy si estaba dispuesto a apoyar la petición que, previamente, le había hecho el presidente de la AVT para que se reforme la Ley de Víctimas del Terrorismo, de forma que los españoles que sean objeto de atentado fuera del territorio nacional tengan los mismos derechos que los que sufren el ataque dentro de las fronteras de España.

"Estoy absolutamente de acuerdo --respondió el presidente de los 'populares'--. Yo apoyo esa petición porque me parece muy justa y absolutamente puesta en razón".

ALCARAZ: "EL GOBIERNO QUIERE SEGUIR NEGOCIANDO"

Por su lado, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, confirmó a la prensa que había sido su organización la que había solicitado un encuentro con el líder de la oposición como hiciera, en 2004, con José Luis Rodríguez Zapatero antes de que llegase al poder.

Según Alcaraz, su objetivo era trasladar al PP cuáles son las prioridades de las víctimas que pasan por que se retome el Pacto antiterrorista como vía para derrotar a ETA, que se aplique en su totalidad la Ley de Partidos Políticos para sacar a PCTV y ANV de los ayuntamientos y que se derogue la resolución de 2005 que permite el diálogo con ETA ya que, en su opinión, su vigencia no respeta la memoria de las víctimas.

Añadió que la decisión de no retirar esa moción del Parlamento "evidencia" que el Gobierno socialista tiene "voluntad de seguir negociando" con ETA y reprochó también que no se hayan entregado las actas de las conversaciones mantenidas con la banda terrorista, tal y como reclamaban los 'populares'.