Actualizado 16/07/2007 14:48

O.Próximo.- El colapso del Gobierno de unidad palestino ha puesto en entredicho la posición internacional de la UE

Para Mustafá Barghouti, el objetivo de Israel es debilitar tanto a Hamás y Al Fatá para "ganar tiempo" en su política de hechos consumados

SAN LORENZO DEL ESCORIAL (MADRID), 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El colapso del Gobierno de unidad nacional palestino el pasado junio puso de manifiesto la "incapacidad" de la Unión Europea a la hora de tomar una posición independiente en la escena internacional, según aseguró en declaraciones a Europa Press el ex ministro de Información palestino Mustafá Barghouti.

Según Barghouti, el Gobierno de unidad nacional, disuelto tras la toma de la Franja de Gaza por parte del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), no fracasó debido a los problemas internos de los palestinos, sino a que "Israel y Estados Unidos hicieron todo lo posible para bloquearlo".

"Israel hizo campaña contra el Gobierno de unidad, y Estados Unidos aceptó la postura israelí y la impuso en el mundo", consideró Barghouti. Pero, para el doctor palestino, "lo que realmente fue chocante fue la incapacidad de Europa para tomar una posición independiente".

Así, indicó que algunos países como "España e Italia" quisieron reconocer y dialogar con todo el Gobierno palestino, incluyendo a sus miembros de Hamás, pero el conjunto de la UE "lo impidió". Esto, consideró, "está poniendo en cuestión el rol de Europa, cómo puede tomar una posición externa independiente". El problema, según Barghouti, no se limita a la posición de la UE sobre la cuestión palestina, sino "sobre el papel de Europa en general".

Para Barghouti, el colapso del Gobierno de unidad, que contaba con miembros de Hamás y de Al Fatá, se debió al embargo continuado al que se sometió a la Autoridad Palestina tras la victoria electoral de Hamás. "Esta es la razón por la que colapsó", afirmó.

El ex ministro señaló que la toma de Gaza por parte de Hamás "fue un error", pero subrayó que "Israel y algunas otras fuerzas externas, internacionales y regionales, están presionando para que haya conflictos internos entre los palestinos".

ABBAS HA CREADO SITUACIÓN INCONSTITUCIONAL

Pero, al igual que criticó el golpe de fuerza de Hamás, aseguró que las medidas tomadas por el presidente palestino, Mahmud Abbas, al disolver el Gobierno de unidad y crear uno interino, también "han sido un error". Para Barghouti, Abbas ha creado una "situación inconstitucional".

El ex ministro cree que el Gobierno de unidad, fue "el mejor formulado", ya que "representaba al 96% del electorado palestino", y era una "muy buena manera de mantener la unidad palestina y abrir el camino a un verdadero proceso de paz que incluyera a todos los grupos palestinos".

Sin embargo, el de ahora no es un Gobierno legal. "Lo fue durante los primeros 30 días", mientras existió como un Ejecutivo de emergencia, explicó Barghouti, pero ahora, al ser prolongado por decreto y sin apoyo del Parlamento, es un "Gobierno inconstitucional".

Por ello, el movimiento liderado por Barghouti, la 'Iniciativa Palestina Nacional', propone, "junto a otros grupos", un plan "para revocar la acción militar en Gaza, formar por consenso un Gobierno interino de transición, disolver ambos Gobiernos en Gaza y Cisjordania y preparar la convocatoria de elecciones anticipadas, presidenciales y legislativas".

Al mismo tiempo, su organización propone "una reforma democrática" de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) "para abrirla a los grupos que están fuera de ella, y permitir elecciones democráticas" en su seno.

Barghouti reconoció que Hamás y Al Fatá necesitarán ayuda para negociar a partir de ahora, pero, sostuvo, el problema es que "mientras tanto Israel se abstiene de cualquier forma de conversaciones de paz". Por ello, cree que no se producirá "ningún resultado real" de los encuentros previstos entre Abbas y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ya que los israelíes "no quieren hablar de los asuntos más importantes", para lo que se sirven de "los problemas internos palestinos como excusa".

APOYO ISRAELÍ A ABBAS

Para Barghouti, las medidas aprobadas por el Gobierno israelí para reforzar la posición de Abbas y el Gobierno por él designado sólo pretenden "hacer débiles a todos los palestinos". "No creo que quieran apoyar a Abbas, creo que quieren hacer débil a Abbas, a Hamás y a la Iniciativa Nacional Palestina", manifestó

En resumen, los israelíes lo que desean es "un sistema palestino débil". "Para ellos separar Cisjordania y Gaza es muy bueno porque esto es la manera de matar la idea de un Estado palestino y de la autodeterminación", subrayó.

Según Barghouti, las medidas de Israel no significan "nada". "¿Cuál es el significado de liberar sólo a 250 prisioneros? La mayoría de ellos están a punto de cumplir sus penas y hay 11.000 prisioneros, entre ellos 376 niños y 105 mujeres", defendió. Además, el hecho de que sólo puedan beneficiarse de estas liberaciones los prisioneros e Al Fatá sólo pretende "dividir más a los palestinos".

Con este trasfondo, para Barghouti, la realidad es muy clara: "Puede que la totalidad de la idea de la Autoridad Palestina se esté haciendo obsoleta", consideró. Así, sostuvo que la lucha por la autoridad entre Hamás y Al Fatá es "estúpida", ya que es una batalla por "una autoridad que no existe". "La autoridad no es nada bajo la ocupación", insistió.

"Puede que sea tiempo de ver esta verdad y ver que no se necesita esta autoridad", apuntó. "Si la autoridad sólo es un instrumento de Israel para esclavizarnos es mejor ver la verdad y ver que somos un movimiento de liberación, no un gobierno, ni somos un Estado", explicó. Y mientras, el "juego" de Israel es "ganar tiempo" para continuar con su política de "opresión" contra los palestinos, mientras "acusan a los palestinos de ser los responsables" de la situación.

BLAIR, ENVIADO ESPECIAL

Para Barghouti no existe una posición de la comunidad internacional en la cuestión palestina, sino una posición "impuesta" por Estados Unidos al resto. Así, volvió a plantear que la "gran cuestión" es "dónde está Europa en este juego". En este sentido, defendió que la UE "no puede substituir su papel político simplemente con ayuda financiera".

En este contexto, para el ex ministro, el nombramiento del ex primer ministro británico Tony Blair como nuevo enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo "no significa nada", ya que ha sido un movimiento del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que no hará ninguna diferencia. "Incluso cuando fue primer ministro de un gran país como Reino Unido no hizo ningún cambio, porque Estados Unidos no le dejó, ¿cómo va hacer algo ahora cuando sólo es un empleado del Cuarteto", indicó.

No obstante, y a pesar de la gravedad de la situación, Mustafá Barghouti aseguró tener "mucho optimismo" a largo plazo, ya que el asunto palestino está llegando "a mucha gente", que acabará pidiendo cambios y movimientos. "Creo que hay ahora una muy seria contradicción entre la posición de la gente en Europa y la posición de sus gobernantes", que terminará resolviéndose como ocurrió "en el Apartheid", afirmó.