Actualizado 10/08/2007 22:46 CET

Sáhara.- El enviado personal de Ban Ki Moon para el Sáhara urge a las partes a que entablen negociaciones "productivas"

NUEVA YORK, 10 Ago. (EP/AP) -

El enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter van Walsum, urgió hoy a Marruecos y el Frente Polisario a entablar "negociaciones productivas y de buena fe" en la segunda ronda de conversaciones que iniciaron esta mañana en Manhasset, a las afueras de Nueva York.

Van Walsum, que dirige los encuentros, indicó a las delegaciones negociadoras que esperaba que mantuvieran "el mismo buen clima que caracterizó" la anterior cita de los pasados 19 y 20 de junio. No obstante, advirtió de que "la atmósfera no lo es todo".

Las posiciones de ambas partes se mantienen enfrentadas con respecto a lo que cada una entiende por autodeterminación. Mientras el movimiento saharaui exige la celebración de un referéndum que incluya la opción de la independencia, Rabat sólo accede a someter a consulta popular un Estatuto de Autonomía.

En el inicio de las negociaciones de hoy, el ministro marroquí del Interior, Chakib Benmussa, en su calidad de presidente de la delegación negociadora del reino alauí, apeló a la "búsqueda de una solución política consensuada" a la que, según él, "contribuirán sin ninguna duda" Argelia y Mauritania, que participan en las conversaciones en calidad de observadores, y que pueden intervenir en las mismas en el momento en que se aborde algún asunto que les afecte.

Para Benmussa, esta solución política consensuada permitiría superar la "herencia del pasado que sigue poniendo trabas al proyecto de la Unión del Magreb Arabe", según dijo en su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Hoy, el Gobierno español, a través de su secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, instó a las partes a que retomen las negociaciones sobre el Sáhara Occidental con "una visión de flexibilidad y de avanzar en las negociaciones", al tiempo que les pidió que construyan un clima de "confianza".

Ayer, el embajador estadounidense ante la ONU, Zalmay Khalilzad, esperó que las partes aborden en esta segunda ronda "las cuestiones principales" y que "haya progresos". El embajador británico, Emyr Jones Parry, les animó a ser "lo más colaboradores y constructivos posible para ofrecer un futuro mejor al pueblo del Sáhara Occidental".

No obstante y según reconocieron varios funcionarios de la ONU y diplomáticos que pidieron mantener el anonimato, el resultado más probable que saldrá de esta segunda ronda de conversaciones es si las partes acordarán o no una reunión posterior o una serie de citas para el futuro.