Actualizado 26/09/2007 15:28 CET

Innova.- La Xunta destina 320.000 euros en ayudas "pioneras" para implantar el teletrabajo en pequeñas empresas gallegas

Esta línea de subvenciones contribuirá a la conciliación de la vida laboral y familiar y está prioritariamente destinada a mujeres

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Vicepresidencia de Igualdade e Benestar Social de la Xunta de Galicia destinará 320.000 euros a la puesta en marcha de una línea de ayudas "pionera", con el objetivo de implantar el teletrabajo en las pequeñas empresas y microempresas gallegas.

Así lo explicaron hoy, en rueda de prensa, la secretaria xeral de Igualdade, Carme Adán, y la directora del Servizo Galego de Igualdade (SGI), Ana Luisa Bouza, quienes destacaron que esta iniciativa, publicada el pasado lunes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), servirá para "ampliar la contratación" de mujeres a través de la implantación de las nuevas tecnologías.

Además, ambas subrayaron la doble vía de estas ayudas. Por un lado, la iniciativa servirá para que las empresas dirigidas por mujeres aumenten su competitividad, y por otro, promoverá la creación de empleo femenino por cuenta ajena.

CARACTERÍSTICAS.

Las subvenciones consistirán en una ayuda de hasta el 75 por ciento de la inversión en equipos informáticos y de comunicación, con un tope de 3.000 euros por trabajador y con un límite máximo de 30.000 euros por empresa.

Aquellos particulares o empresas que estén interesados en esta iniciativa, podrán dirigir sus solicitudes hasta el próximo día 25 de octubre al registro del SGI.

BENEFICIARIOS.

De estas ayudas se podrán beneficiar las mujeres empresarias autónomas, las sociedades unipersonales de las que sea titular una mujer y las pequeñas empresas y microempresas participadas mayoritariamente por mujeres.

Por su parte, también los hombres empresarios autónomos podrán acogerse a esta subvención, así como las sociedades unipersonales y las pequeñas empresas y microempresas en las que la tasa de ocupación femenina sea, por lo menos, igual a la masculina.

Dentro de los criterios de valoración para la adjudicación de las subvenciones, tienen prioridad las ayudas destinadas a mujeres, los empresarios autónomos con un menor número de trabajadores por cuenta ajena y las pequeñas empresas y microempresas.

En cuanto a los puestos de teletrabajo que se crearán, tendrán preferencia los ocupados por personas con responsabilidades familiares en solitario y los desempeñados por mujeres víctimas de la violencia de género, así como las personas residentes en zonas rurales o desfavorecidas.