Actualizado 17/11/2008 22:03 CET

Economía/Macro.- La OMC anima a la investigación económica en tiempos de crisis

BARCELONA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, animó hoy en Barcelona a potenciar la investigación económica precisamente en época de crisis durante la lección inaugural de la Barcelona Graduate School of Economics (GSE), una institución científica que empieza su segundo año con seis másters y 126 estudiantes, un 44% más que el año pasado. Más del 80% son extranjeros.

Lamy explicó que, desde la OMC "se sigue con interés" el trabajo de los investigadores económicos de la Barcelona GSE. "Os explicaré un secreto. Nuestros economistas se han inspirado en vuestro trabajo sobre las relaciones entre comercio y crecimiento para redactar nuestro informe del 2008 Trade in a Globalised World", remarcó.

En opinión de Lamy, es importante mantener los vínculos entre la teoría económica y las decisiones más cotidianas e indicó que, a lo largo de la historia, economía y política son "dos caras de la misma moneda" en el comercio internacional.

Para Lamy, si bien cada país tiene costes de producción, capital humano, tecnología e inversiones distintos para ser más competitivos, estas diferencias "no son contradicciones" y hacen necesaria una regulación internacional, sobre todo en un mundo cada vez más globalizado.

A la pregunta de por qué es necesaria una institución de comercio internacional, Lamy señaló que pesa más "la cara política de la moneda" que la económica. Apostó por mejoras en educación y formación, reformas fiscales y políticas igualitarias.

En este sentido, señaló que la crisis económica actual es un buen ejemplo de acuerdos financieros a nivel internacional con respuesta directa en la sociedad, lo que hace la investigación económica más "intensa" e "imaginativa".

AUDACIA Y DINAMISMO

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, puso a Barcelona GSE como ejemplo del reto de internacionalización de los centros universitarios españoles y remarcó la necesidad de que haya "profesionales e investigadores que permitan predecir" buenos y malos momentos económicos.

En esta misma línea, dijo que "asistimos con perplejidad, desconcierto y preocupación" a una crisis del sistema financiero internacional, a lo que "la sociedad exige respuestas y soluciones a los representantes políticos", que a su vez se dejan aconsejar por economistas formados.

Garmendia señaló que este año habrá menos inversiones públicas en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) porque el Gobierno central "modera la capacidad innovadora", lo que significa que "a corto plazo no habrá más inversión, pero habrá que invertir mejor". Para todo ello, la ministra recomendó un análisis "serio y sereno" sobre las prioridades y el equilibrio entre sectores.

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat catalán, Antoni Castells, consideró que "la audacia y el dinamismo" en economía son esenciales para jugar en un mundo tan competitivo como el actual, y animó a los estudiantes a que aprovechen esta "buena oportunidad". El conseller pidió "prudencia" y "valentía" para afrontar los retos del nuevo sistema económico, con el fin de buscar soluciones y no crear problemas.

Para Castells, valores como educación, conocimiento y capital humano son una buena herramienta para crear nuevos talentos y atraer inversiones. Con centros como GSE, afirmó, "Barcelona juega en la Liga de Campeones de las instituciones económicas".

Europa Press Comunicados Empresas