Actualizado 14/12/2010 17:50

Economía/Vivienda.- UGT exige alternativas urgentes para aquellos que pierden si vivienda por ejecución hipotecaria

Propone un órgano mediador que imponga condiciones de negociación entre prestamista y prestatario para evitar estas situaciones

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

UGT ha exigido al Gobierno que intervenga "urgentemente" en la búsqueda de alternativas a los desahucios, embargos y ejecuciones hipotecarias que se están produciendo y que, previsiblemente, irán en aumento durante 2011.

En un comunicado, el sindicato recuerda que desde distintos ámbitos sociales y políticos están surgiendo iniciativas que proponen soluciones sociales a las ejecuciones hipotecarias y desahucios, como la debatida hoy en el Congreso a propuesta de CiU, pero que no están teniendo la consideración que merecen desde el Gobierno.

UGT propone que el Gobierno incluya en el último paquete de medidas algunas para facilitar acuerdos entre prestamistas y prestatarios, desarrollando para ello un organismo mediador con capacidad para imponer condiciones de negociación que evite la judicialización y venta directa de los inmuebles sin arbitraje.

Asimismo, el sindicato liderado por Cándido Méndez apuesta por promover la modificación de la normativa española para hacer posible la dación en pago por la totalidad de la deuda como fórmula para satisfacer las deudas de los prestatarios de buena fe que no puedan hacer frente al pago de las cuotas hipotecarias.

Por último, aboga por impulsar convenios entre el Ministerio de Fomento, la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) y las entidades financieras para que las viviendas embargadas fruto de las ejecuciones hipotecarias puedan ser alquiladas por los propietarios desahuciados, accediendo tanto inquilino como arrendador a las ayudas que contempla el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012.

UGT señala que el número de familias trabajadoras que pierden su vivienda se incrementa "alarmantemente" mes a mes y apunta que a finales de 2010 serán más de 280.000, lo que supone hasta un millón de ciudadanos afectados.

"Es probable que (estos datos) empeoren dado el crecimiento de la morosidad, el final del ciclo bajista del Euríbor y las previsiones a corto plazo de incremento del mismo", añaden.

Por tanto, existen motivos suficientes, tanto por la magnitud del problema (el número de ciudadanos afectados es similar a la totalidad de las actuaciones previstas en el Plan Estatal de vivienda para toda la legislatura), como por las consecuencias del mismo (peligro de exclusión social por pérdida de vivienda y embargo de ingresos presentes y futuros)

Europa Press Comunicados Empresas