El Congreso rechaza prohibir las operaciones especulativas sobre alimentos de primera necesidad como pedía IU-ICV

Granero Vacío En Chad. Crisis Alimentaria. Africa. Hambre
IVE
Actualizado 06/05/2014 15:15:03 CET

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Cooperación Internacional del Congreso ha rechazado este martes, con el voto en contra del PP y la abstención de CiU y PNV, una proposición no de ley de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) con la que reclamaba que se prohíban en España las inversiones financieras especulativas sobre alimentos de primera necesidad, así como defender ante la UE una "clara" oposición a este tipo de transacciones, muy relacionadas con el hambre que sufre gran parte de la población mundial.

En la iniciativa, que recoge Europa Press, la coalición recuerda que en abril de 2012 la Cámara Baja aprobó por unanimidad un texto con el que instaba al Ejecutivo a apoyar una mejora en la regulación de las inversiones financieras sobre bienes alimentarios de primera necesidad aprovechando para ello la tramitación de la reforma de la directiva europea de Mercados financieros.

Una postura que el Gobierno debía mantener ante todos los organismos multilaterales en los que participa, incluyendo el G20, al que había que presentar una posición común de la UE para promover la adopción de medidas "efectivas" para frenar la volatilidad de los precios de los alimentos causada por la especulación financiera.

DOS AÑOS SIN RESPUESTA

Sin embargo, dos años después de aprobarse esta iniciativa parlamentaria el Gobierno no ha presentado ninguna propuesta a la UE, y en la reforma de la directiva MiFID, que regula los servicios financieros en la Unión, la mención a la especulación con materias primas alimentarias deja en manos de los estados miembros la aprobación de normas y límites a las inversiones en este tipo de productos, así como las sanciones.

Esta falta de normativa común produce, según los diputados de ICV Joan Coscubiela y Laia Ortiz, un "evidente riesgo de legislaciones a la baja y límites demasiado condescendientes" que podrían no ser suficientes para frenar a las entidades financieras que "ofertan fondos de inversión ligados al precio de alimentos básicos", que funcionan a base de acumular stocks para incrementar los precios y la rentabilidad de esos productos.

"Esto tiene un impacto directo en el número de personas que pueden adquirirlos y provoca una crisis del hambre global", advierte la Izquierda Plural, señalando que "los efectos de la subida de los precios de los alimentos son devastadores" como prueba el hecho de que casi 2.000 millones de personas en el mundo (una de cada tres) tengan que destinar más del 50% de sus ingresos a adquirir comida, con picos de entre el 60% y el 80% entre los países, regiones o clases sociales más pobres.

De hecho, ya hay más de 1.000 millones de personas en el planeta en situación de hambre, una cifra "nunca vista hasta ahora en la Historia de la Humanidad".

Por eso, IU-ICV-CHA pedía al Ejecutivo que aproveche el margen de maniobra que le deja la MiFID para "prohibir las inversiones financieras especulativas sobre bienes alimentarios de primera necesidad".

Asimismo, le instaban a promover en la UE una "clara posición contra estas prácticas que incluya una mayor transparencia, una limitación estricta de las posiciones especulativas y una prohibición de las herramientas financieras claramente especulativas con los alimentos".