Las empresas españolas pierden 2.617 millones al año por hurtos

Publicado 12/11/2013 16:39:00CET
Hurto en un comercio
CEDIDA

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las empresas españolas perdieron 2.617 millones de euros por hurtos en el año 2012, lo que representó un 1,4% sobre el total de las ventas de los establecimientos minoristas españoles, que ascendió a 186.900 millones de euros, según ha informado Euromonitor Internacional con arreglo al último "Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2012-2013".

Euromonitor ha indicado que el 50% de los hurtos son cometidos por los clientes, un 5% por fraude de proveedores y un 18% por pérdidas no relacionadas con la delincuencia, mientras que el 27% son perpetrados por los propios empleados, porcentaje que disminuye con respecto a años anteriores por "el miedo de los empleados a la pérdida del empleo".

El estudio, realizado en colaboración con Checkpoint Systems, pone de manifiesto que España, junto con Francia y Holanda, encabeza un año más el índice de pérdida desconocida en Europa con un 1,4% sobre el total de las ventas, por delante de Italia (1,3%), Bélgica (1,3%), Portugal (1,2%) Reino Unido (1,2%) o Alemania (1,1%), este último el único país en el que han descendido los hurtos en el último año.

Con motivo de la crisis económica, el último barómetro ha detectado un cambio en el comportamiento de los hurtos, aumentando especialmente el hurto de productos de primera necesidad como alimentos, bebidas o artículos de cuidado personal. Los artículos de alimentación, moda y electrónica siguen siendo los que más sufren los efectos de la pérdida desconocida, así como los productos pequeños y fáciles de hurtar, alcanzando en algunos casos el 2%.

El director general de Checkpoint Systems, Mariano de Tudela, ha destacado durante la presentación del estudio el aumento de los grupos organizados en España, y ha estimado que ya representan el 5% de los hurtos realizados por los clientes.

Asimismo, el estudio pone de relieve que el hurto externo puede llegar al 80% en función de las medidas de prevención de pérdidas aplicadas por las empresas. La inversión en prevención de pérdidas de los minoristas españoles en 2012 ha sido de media un 0,1% sobre la cifra de negocios, lo que representó 186,9 millones de euros.

"La evolución de la pérdida desconocida entre 2000 y 2012 refleja para España un periodo de estabilidad entre 2008 y 2010 gracias a un incremento de la inversión en seguridad, seguido de un crecimiento en 2011 que se ha consolidado en 2012. Estos datos revelan que las empresas deben invertir en la instalación y renovación de sus sistemas de protección si no quieren ver como aumenta el hurto en sus establecimientos", ha explicado Mariano de Tudela.

ENDURECIMIENTO DE LAS PENAS

Ante esta situación de los hurtos en España, el máximo responsable de Checkpoint Systems ha manifestado que el tope de 400 euros en la consideración de falta --una cifra mayor supone cometer un delito, con penas de entre 6 y 18 meses-- es una cifra "demasiado elevada". "Se está intentando modificar la Ley para que el tope en la consideración de falta sea rebajado, y me consta que se están dando pasos agigantados para que esto sea una realidad", ha avanzado.

En este sentido, ha añadido que la manipulación de dispositivos a la hora de cometer un hurto debe ser considerado un gravamen a la hora de calcular la pena, algo en lo que según Tudela, "se está también trabajando".

Por último, ha puesto en valor los nuevos sistemas RFID, por el que se identifican los productos por radiofrecuencia, y que en palabras del propio Tudela "serviría para dotar de un AND único a cada producto, permitiendo saber si es robado, e incluso donde ha sido robado".