Elena Prieto, la 'youtuber' que enseña español a personas de todo el mundo: "No nos creemos la valía de nuestra lengua"

Publicado 22/06/2019 11:34:54CET
Hace seis años, la zamorana Elena Prieto era periodista y no tenía ni idea sobre cómo hacer un vídeo. "No estaba muy contenta con lo que hacía", explica, y abandonó su trabajo para formarse como profesora de español para extranjeros. Su idea era montar un
EUROPA PRESS

Esta zamorana creó 'Tu escuela de español' hace cinco años tras dejar el periodismo, y acumula ya 150.000 seguidores y millones de visitas

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Hace seis años, la zamorana Elena Prieto era periodista y no tenía ni idea sobre cómo hacer un vídeo. "No estaba muy contenta con lo que hacía", explica. Entonces abandonó su trabajo para formarse como profesora de español para extranjeros, con la idea de montar una academia 'online' para dar clases por 'skype', aunque aquello se le acabó yendo de las manos.

Ahora enseña la lengua de Cervantes a miles de personas de todas las latitudes del mundo con su canal de Youtube 'Tu escuela de español', que acumula 150.000 seguidores y vídeos con audiencias millonarias. "La capacidad de que el conocmiento llegue a gente que no tiene acceso a la educación formal es increíble con Youtube", proclama en una entrevista a Europa Press.

Cuando dejó de ser 'plumilla', Elena realizó un curso de posgrado de enseñanza de español para extranjeros, y animada por un marido "muy tecnológico" creó su academia virtual. "Pero al montar la web surgió la duda de cómo me iba a encontrar la gente, y uno de los mejores amigos de la infancia, experto en márketing digital, me dijo que tenía que abrir un canal en Youtube. Yo no lo tenía nada claro, no me veía capacitada, y aquí me tienes cinco años después", relata.

Ese 'aquí' es el primer encuentro de Youtube entre creadores y divulgadores celebrado esta semana en Madrid, donde Elena atiende a los medios junto a otros 'youtubers' de vocación didáctica como el profesor Eduardo Sáenz de Cabezón, reconvertido recientemente en presentador al frente del programa 'Órbita Laika' de Televisión Española.

En estos cinco años, Elena ha enseñado español a miles de personas de todo el planeta con casi 200 vídeos al alcance de cualquier 'smart phone'. En ellos, esta profesora habla más despacio que durante la entrevista para pronunciar en castellano nombres, verbos o vocabulario en dibujos. También para distinguir las tramposas polisemias del idioma, como en el vídeo donde distingue la diferencia entre ser buena, concepto ilustrado con una imagen de la Madre Teresa de Calcuta, o estar buena, para lo que muestra a una mujer despampanante.

"El principal trabajo no es hacer el vídeo en sí, sino el guión previo y buscar la mejor explicación para un alumno que no sabe español", aclara Elena, que desertó del periodismo, pero admite que su anterior profesión es útil para la divulgación por internet. "A eso me ayuda, porque lo hago como el que escribe una noticia", apunta.

ESPAÑOL SIN COMPLEJOS

El éxito de su canal 'Tu escuela de español' reside, según Elena, en el simple hecho de haberse decidido a crearlo. "Los organismos que dan estudios oficiales no trabajan bien el tema audiovisual, no sé por qué no lo hace el Cervantes", asegura.

"Había un nicho, y parece mentira que con 25 millones de personas aprendiendo español en todo el mundo no haya casi canales, y los que hay son estadounidenses que explican en inglés. Tenemos un complejo con el español, no nos creemos la valía de nuestra propia lengua", apostilla.

Elena demuestra que sí tiene valor, y lo monetiza. Ha acabado viviendo de esto, aunque no sólo de Youtube, advierte. "El primer año fue muy malo, hay que resistir, el segundo ya cubrí gastos y desde el tercero vivo de todo el negocio 'online", dice señalando otras fuentes de ingresos como sus clases y la creación de materiales de aprendizaje.

Sus mejores alegrías, sin embargo, las encuentra en los agradecimientos por sus vídeos gratuitos, que consumen universitarios occidentales, jubilados europeos que veranean en España o autodidactas del África Subsahariana.

"Tengo muchos seguidores de África, y son especiales porque te dicen que haces algo que ellos no se pueden pagar. Cuando me escribe alguien de Benín que me cuenta que ha encontrado un trabajo mejor porque ha mejorado su español, eso no tiene precio", cuenta con emoción.

Para leer más