Publicado 23/01/2015 19:52CET

El Gobierno atribuye al Ejecutivo de Cospedal el permiso para ampliar la mansión de Mónica Oriol en Cabañeros

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol
EUROPA PRESS

Compromís-Equo se queja de la respuesta "completamente insuficiente e improcedente": "El Ministerio hace dejación de sus funciones"

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha querido dejar claro que la Junta de Castilla-La Mancha, presidida por María Dolores de Cospedal, es el organismo competente para la autorización y seguimiento de la realización de obras en una finca privada dentro del parque nacional de Cabañeros, en este caso en una mansión familiar de la presidenta del Círculo de Empresarios Mónica Oriol.

Así se desprende de sendas respuestas parlamentarias, recogidas por Europa Press, al PSOE y al diputado de Compromís, Joan Baldoví, quien preguntaban al Ejecutivo por las intenciones del empresario Alejandro Aznar, marido de Mónica Oriol, y propietario de una finca privada en Cabañeros, entre Ciudad Real y Toledo, donde está construyendo una residencia privada "de cuya dimensión dan idea las al menos 15 chimeneas que sobresalen de sus tejados, en vista de las fotos publicadas".

Los diputados señalaban que una edificación de este tamaño debe contar con la aprobación del Organismo autónomo de Parques Nacionales, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente o, en caso contrario, provocar un expediente.

El Gobierno sostiene que es la Junta de Castilla-La Mancha la responsable de autorizar este tipo de obras, y fue quien, en octubre de 2010 conceder permiso para la reforma y rehabilitación de la casa principal ya existente, así como la mejora del camino de acceso a la casa principal en julio de 2014.

Del mismo modo, subraya que fue la administración autonómica quien, en abril de 2014, concedió la autorización en relación con las obras del camino de acceso puesto que discurre por una vía pecuaria, "materia de competencias de las comunidades autónomas", según apostilla.

LA VÍA DE LOS ACUERDOS VOLUNTARIOS

Además, recuerda que la Ley de Parques Nacionales permite alcanzar "acuerdos voluntarios" y "basados en criterios técnicos" que elaborarán las administraciones públicas gestoras de cada parque nacional, con la participación de los propietarios, en los casos en los que afecte la adecuación a la declaración de parque nacional de la zona.

Aunque señala en su respuesta que el plan rector del plan nacional deberá incluir, "en todo caso", el contenido de estos acuerdos voluntarios, el Gobierno no aclara si a la hora de realizar estas obras Aznar y Oriol llegaron a un pacto con la Junta sobre las obras en la finca. Se limita a citar las autorizaciones.

El Ejecutivo indica que Castilla-La Mancha realizó las correspondientes evaluaciones ambientales, concluyendo en la no necesidad de someter las obras al procedimiento de evaluación de impacto ambiental. "Si bien, en las obras del camino de acceso a la vivienda, las correspondientes evaluaciones definieron un condicionado que se incorporó en la autorización", agrega el Ejecutivo.

LA OBRA CUENTA CON UN EXPEDIENTE

Lo que no señala el Gobierno central en las respuestas parlamentarias es la información ofrecida en noviembre de 2014 por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Castilla-La Mancha acerca de la apertura de un expediente por las obras ejecutadas. En concreto, por las modificaciones realizadas en la vía pecuaria, ámbito que es de competencia regional.

Fuentes de la Consejería precisaron en su momento a Europa Press que este expediente se abrió en septiembre a raíz de una denuncia de un agente medioambiental que procedió a la inspección de las obras realizadas en esta finca, denuncia que está en proceso de trámite por parte de los servicios periféricos de la Consejería en Ciudad Real y que podría conducir, decía entonces, a un expediente sancionador.

Y es que en el mes de marzo de 2014 se solicitó autorización para realizar mejoras en el camino, que se trata de una vía pecuaria que corresponde con la Cañada Real Segoviana y por tanto de competencia autonómica, y el 23 de julio se autorizó con condiciones, pero tras efectuarse los trabajos el agente medioambiental de la Junta detectó irregularidades como que se trataba de unas obras que afectaban a la vegetación forestal sin permiso, construcciones que suponen una obra permanente y el ensanchamiento de la vía.

Las organizaciones ecologistas Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF tienen denunciado ante el Organismo Autónomo de Parques Nacionales y ante la Junta de Castilla-La Mancha las obras de esta finca.

Desde el PSOE se pidió la comparecencia en el Congreso de la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para que explique las informaciones publicadas sobre la autorización de estas obras en el Parque Nacional de Cabañeros.

Tras conocerse las primeras informaciones sobre las obras, la ministra de Medio Ambiente aseguró que, si la familia Aznar-Oriol cumple con lo que establece Parques Nacionales, "no habrá ningún problema". "Si no han cumplido, se les tendrá que poner las sanciones correspondientes", amenazó.

En declaraciones en La Rioja, García Tejerina dijo desconocer las obras que había realizado el matrimonio de empresarios en "su propiedad privada", así como si han solicitado las autorizaciones, ya que ha explicado que existe "un organismo de gestión del parque nacional, que es el que tiene que estar al corriente". En todo caso quiso dejar claro que, al estar la finca en ese espacio protegido, "tienen que cumplir con lo que está establecido dentro del Parque nacional".

RESPUESTA INSUFICIENTE

Para Joan Baldoví, diputado de Compromís-Equo, y autor de una de las preguntas parlamentarias, con estas respuestas el Gobierno "elude totalmente" su responsabilidad sobre esta cuestión e ignora los preceptos señalados por la Ley del Parque Nacional de Cabañeros, así como a la propia Ley de Parques Nacionales.

"Para EQUO esta respuesta es completamente insuficiente e improcedente. El Ministerio no puede hacer una dejación de sus funciones de custodia y conservación de los parques nacionales, que aún están bajo su responsabilidad, como es el caso de Cabañeros.

Tanto si reciben la autorización de la comunidad autónoma como si no, unas obras de estas características necesitan la revisión y visto bueno de la dirección del parque nacional y, en particular, de la comisión mixta de gestión, puesto que el Parque Nacional de Cabañeros aún no ha sido transferido a Castilla-La Mancha", recuerda Baldoví.

Mónica Oriol, que tiene anunciado no presentarse a la reelección al frente del Círculo de Empresartios, protagonizó el último año diversas polémicas al defender públicamente la rebaja de salario9s a jóvenes sin cualificación ni estudios o poner trabas a la contratación de embarazadas.