Más de 70.000 firmas piden apoyo para construir un refugio para perros abandonados en el Camino de Santiago

Actualizado 03/08/2016 13:26:36 CET
Perros abandonados dispuestos para adopción
CEDIDA A EUROPA PRESS

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de 70.000 personas han firmado la iniciativa de la Asociación Protectora de Animales del Camino de Santiago (APACA) en la plataforma change.org, en la que pide apoyo para construir un refugio que acoja a los perros abandonados en el Camino de Santiago.

La petición será entregada al Ayuntamiento coruñés de Arzúa --donde la asociación ejerce su labor-- y a la consejera de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta de Galicia, Beatriz Mato Otero, con el objetivo de que garanticen un trabajo de colaboración entre las instituciones y APACA para constituir un refugio "debidamente acondicionado, donde poder cobijar y atender a estos animales".

Según denuncia APACA, el Camino de Santiago, patrimonio de la UNESCO, tiene "una cara oculta que pocos conocen pero que a todos desagrada" y es la historia del abandono animal. "Cada día, más y más perros son abandonados en el Camino, y este problema necesita una solución urgente", ha denunciado.

En este sentido, la ONG ha explicado que es una protectora sin ánimo de lucro, que se mantiene con escasos recursos propios ya que no tiene "ningún tipo" de apoyo institucional. "Necesitamos ayuda porque nuestra capacidad se desborda", ha asegurado, para después denunciar que cada día aumenta la cantidad de perros que tienen que atender.

"Estos animales a veces son directamente abandonados y otras sencillamente desubicados. Esto último se debe a las prácticas habituales de algunos peregrinos que, suponemos inconscientemente, permiten que los perros les sigan en su andanza para dejarlos después abandonados en pueblos muy distantes de su origen. Los perros se quedan desorientados, hambrientos y sin hogar", ha relatado.

Por último, ha apuntado que en muchos casos los perros no tienen chips de identificación porque, según ha indicado APACA, se reproducen entre las aldeas. "El problema se agrava todavía más y traspasa la frontera de Arzúa", ha remachado.