Las ONG abandonan la Cumbre del Clima de Varsovia para protestar contra la falta de responsabilidad de los gobiernos

Actualizado 17/12/2013 22:19:50 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las ONG ambientales que participan en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP19), que se celebra en Varsovia, han comenzado a abandonar la conferencia en señal de protesta por la "falta de avances" el proceso para conseguir un acuerdo internacional para frenar el cambio climático y porque acusan a los gobiernos de abandonar su "responsabilidad climática".

Según ha informado organizaciones que forman parte de Coalición Clima, las ONG que representan a la sociedad civil están abandonando desde la una y media de la tarde para protestar en nombre de millones de personas que exigen una acción climática efectiva. Entre ellas figuran Amigos de la Tierra, Greenpeace, WWF, Oxfam y la Confederación Sindical Internacional.

Así, denuncian la "falta de sentido de urgencia" que están presenciando en Varsovia. "No nos queda otra opción que no sea abandonar la conferencia en forma de protesta. Nuestros Gobiernos están todavía a años luz de la actuación necesaria para evitar una catástrofe climática", han manifestado.

Además, consideran que los Gobiernos de los países industrializados han abandonado su "responsabilidad" para evitar una catástrofe climática mientras que Polonia, el país anfitrión ha ayudado "activamente" a las empresas contaminantes a influir en las negociaciones.

En este sentido, critican que los gobiernos de las naciones más desarrolladas han sido "secuestrados" por las grandes empresas contaminantes y sus posiciones en la COP19 "impiden cualquier mínimo progreso" de las conversaciones. "Están escuchando antes a los empresarios contaminadores", lamentan en un comunicado.

En este sentido, Coalición Clima insiste que es "factible" construir un sistema energético de bajo impacto para el clima, y que sea justo y sostenible. Sin embargo, advierte de que para llegar a este objetivo, es preciso desafiar al poder corporativo y ejercer un verdadero control democrático sobre las decisiones energéticas de nuestros gobiernos.

Más de 9.000 representantes de unos 195 países se han reunido en la capital polaca para una conferencia de dos semanas de trabajo con el objeto de lograr un tratado para el año 2015 para luchar contra el cambio climático, que entraría en vigor a partir del año 2020.

Las conversaciones, que terminarán mañana, han abordado varias cuestiones, en particular, si las naciones ricas deben pagar a los países en desarrollo por las pérdidas sufridas debido a los efectos del cambio climático y la falta de compromisos para reducir las emisiones.

Uno de los principales inconvenientes surgidos durante esta conferencia ha sido la destitución de Marcin Korolec como ministro de Medio Ambiente polaco. Korolec era el encargado de liderar las conferencias y permanecerá en este cargo hasta que concluyan las conversaciones.

Las organizaciones ecológicas han criticado esta medida, al entender una falta de organización. "Queremos enviar con este plante un mensaje fuerte debido a la total inacción en las negociaciones, debido a la falta de ambición y las finanzas, en un momento en que necesitamos más acción", ha señalado Dipti Binaghar, de Amigos de la Tierra.

La decisión de Polonia de organizar una cumbre de la industria del carbón coincidiendo dos días con las conversaciones sobre el clima ya habían enfurecido a los grupos ecologistas. Esta es la primera vez que los grupos ecologistas han protagonizado una acción coordinada como ésta en las conversaciones climáticas de la ONU.