Publicado 27/02/2021 12:03CET

El Ministerio de Derechos Sociales cierra acuerdos con las CCAA para acabar con el "limbo de la dependencia"

Archivo - El secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, durante una entrevista con Europa Press.
Archivo - El secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, durante una entrevista con Europa Press. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Derechos Sociales está cerrando acuerdos bilaterales con las comunidades autónomas para "acelerar" durante este año 2021 la reducción de la lista de espera de la dependencia que acumula más de 300.000 personas y se marca como objetivo que no haya ninguna persona en este "limbo" al final de la legislatura.

   "La lista de espera acumula más de 300.000 personas. Llevamos toda una década con el llamado limbo de la dependencia, y esperamos que a lo largo de esta legislatura podamos haber reducido este limbo de la dependencia", ha precisado el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una entrevista concedida a Europa Press, con motivo del Plan de Choque en Dependencia, que se firmará con sindicatos y patronales el próximo 18 de marzo.

   En todo caso, ha añadido que "el objetivo, lógicamente" es que a comienzos de 2024 ya no haya ninguna persona dependiente en esta lista. "Esperamos poder terminar con la lista de espera de la dependencia a finales de la legislatura", ha remarcado.

   Para ello, tienen que cerrar acuerdos bilaterales con todas las comunidades autónomas "que van a permitir concretar y acelerar la reducción de la lista de espera ya en 2021 y aún con más intensidad en 2022". En estos acuerdos se definirán las metas concretas que deberá alcanzar cada comunidad autónoma.

   Para el secretario de Estado de Derechos Sociales, el Plan de Choque en Dependencia es "un acuerdo de enorme calado" que "refleja una sólida colaboración institucional de la Administración General del Estado con todas las comunidades autónomas, con los sindicatos y las organizaciones patronales" y va a servir para "dar un nuevo impulso al sistema de atención a la dependencia".

   "Hay quien tiene la intención de hacer del ruido y la crispación el mensaje permanente en política. Sin embargo, desde la vicepresidencia de Derechos Sociales trabajamos para que acuerdos como este, que realmente ayudan a resolver necesidades de la ciudadanía, sean una realidad", ha enfatizado.

   El Plan, según ha dicho, "revierte en un solo año los recortes de toda una década incorporando una mejora presupuestaria muy importante de 600 millones de euros en 2021, para reducir rápidamente las listas de espera, mejorar las prestaciones de los dependientes y mejorar las condiciones laborales de las cuidadoras".

   Asimismo, impulsa la figura del "asistente personal" que ha estado "insuficientemente regulada" y que "se ha desarrollado de forma desigual en las comunidades autónomas". "Es una figura que permite la existencia de un asistente de ayuda continua al dependiente y merece una regulación común en todo el territorio", ha precisado.

   Otro de los objetivos que marca el Plan de Choque es que a finales de 2022 "el cien por cien de la población dependiente esté cubierta por el servicio de teleasistencia". En todo caso, ha puntualizado que este es el horizonte pero ya existe en muchas CCAA.

   Igualmente, el acuerdo contempla que se puedan compatibilizar servicios y prestaciones pues "parte de los recortes del PP en 2012 consistieron en suprimir estas compatibilidades", según apunta.

MÁS RESIDENCIAS PÚBLICAS

   Por otro lado, uno de los objetivos del Plan de Choque es cuantificar las residencias en España y, con respecto al porcentaje de residencias públicas y privadas, Nacho Álvarez también afirma que "hace falta reforzar los equipamientos públicos" porque "en muchas CCAA, que son las competentes, este servicio está fuertemente privatizado".

   "El objetivo es ir invirtiendo este porcentaje, reforzando los equipamientos públicos pero asegurando los estándares de calidad y los sistemas de inspección", ha añadido.

   Álvarez ha asegurado que ha sido un año "duro" para las personas en situación de dependencia y "en particular en las residencias" donde han fallecido unas 30.000 personas mayores durante la pandemia, según los últimos datos recogidos por Europa Press a finales de febrero.

   "A nadie se le escapa que ha sido un año muy duro para las personas del sistema de la dependencia y, en particular, en las residencias. Fruto del trabajo que se hizo en la primera ola con las CCAA y las autoridades sanitarias, hubo un cambio de tendencia con una notable reducción del número de casos en la segunda y tercera ola. Y el balance no puede obviar el hecho de que empezamos 2021 con noticias esperanzadoras: la vacunación se ha completado en las residencias y esto ha supuesto un desplome en el número de contagios y de fallecimientos", ha concretado.

   Según ha puntualizado, las autoridades sanitarias publicarán en los próximos días los datos actualizados de fallecimientos en residencias. "Se observan dos momentos en los que se producen importantes cambios de tendencia: las medidas de prevención que se adoptaron antes del verano de 2020 llevaron a una reducción significativa en la segunda y tercera ola y con la vacunación se han desplomado los casos a partir de 2021", ha avanzado.

   Precisamente, sobre la estrategia de vacunación, el secretario de Estado de Derechos Sociales considera que ha sido una "decisión acertada empezar por las residencias e incluir a los grandes dependientes y a los servicios sociosanitarios".