Obispado Sigüenza rechaza relacionar beatificación de religiosos muertos en Guerra Civil con casos de Memoria Histórica

Publicado 03/10/2013 15:14:41CET

GUADALAJARA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado diocesano para las Causas de los Santos, Raúl Corral, ha negado este jueves que el acto de beatificación de religiosos que se celebrará en Tarragona el 13 de octubre tenga nada que ver con las actividades sobre la denominada Memoria Histórica.

A preguntas de los medios en una rueda de prensa junto al obispo de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, Corral ha señalado que "las beatificaciones en ningún momento significan condena para quienes les mataron. Sencillamente en esto no se juzga la conducta sino que más bien se busca el testimonio cristiano de los que murieron, que es muy diferente".

El delegado diocesano para las Causas de los Santos asegura que la Iglesia eleva a los altares por ese testimonio de vida y de fe y no entra en nada más "es decir, alguien se puede preguntar que es lo que busca la Iglesia con estas beatificaciones y es tan sencillo como recuperar esa herencia de ejemplo y de entrega de hermanos nuestros que murieron por amor a Jesucristo y también ser agradecidos con ellos".

Además, Raúl Corral ha recordado que la Iglesia, a lo largo de los siglos, siempre ha venerado a los mártires "o sea, que no es una cuestión coyuntural o circunstancial de esto momentos en relación con temas de la Guerra Civil y, de hecho, desde la Iglesia de España nunca se ha dicho muertos en la Guerra Civil sino Mártires del Siglo XX".

De su lado, monseñor Atilano Rodríguez ha explicado que ocho de los 522 religiosos que murieron en el transcurso de la Guerra Civil y serán beatificados en Tarragona están directamente relacionados con la provincia.

Según ha explicado el obispo en el transcurso de una rueda de prensa, de esos ocho hay tres, Victorino Calvo, Gumersindo Sanz, y Manuel Sanz, nacidos, respectivamente, en Horche, Almadrones y Sotodosos, y otros cinco que, sin ser nacidos en Guadalajara, murieron en la provincia.