Actualizado 06/02/2014 18:26 CET

El psiquiatra contra el que se querelló Rosario Porto declarará como imputado

La defensa sostiene que vulneró el secreto profesional con sus declaraciones en los medios de comunicación

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El psiquiatra Narciso Carrero prestará declaración, como imputado, el próximo 26 de febrero tras la querella que presentó contra él Rosario Porto por supuesta vulneración del secreto profesional, según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas.

La querella tiene su origen en las manifestaciones que realizó en los medios de comunicación tras la detención de la madre de Asunta Basterra, la menor cuyo cuerpo apareció en una pista forestal de Teo (A Coruña) el pasado mes de septiembre.

Su declaración, tras admitirse a trámite la querella, tendrá lugar en el Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago, el mismo que instruye la causa por la muerte de Asunta.

El letrado de Rosario Porto presentó esta querella tras las declaraciones efectuadas en distintos medios de comunicación por parte del doctor Narciso Carrero, el director médico que la atendió cuando voluntariamente ingresó en 2009 en el Sanatorio La Robleda.

Antes, presentó una denuncia contra el psiquiatra en el Colegio de Médicos de A Coruña, que acordó abrirle un expediente disciplinario basándose en que el doctor desveló datos clínicos de una de sus pacientes.

Para la defensa de Porto, junto a la vulneración del secreto profesional, se divulgaron en los medios de comunicación "algunas falsedades" y comentarios "ajenos al motivo de ingreso"

"ALGO DE LA CABEZA" EN ROSARIO PORTO

En declaraciones a Europa Press, el doctor Carrero aseguró que Rosario Porto no debía haber sido "dada de alta" cuando ingresó en 2009 porque consideraba que "no estaba bien". Al respecto, comentó que "había algo, de la cabeza, no de depresión".

"Siempre estaba huidiza y no quería entrar al trapo", recordó el entonces director médico de La Robleda, centro en el que se tratan trastornos psicológicos y enfermedades psiquiátricas. "Era rarecha", apostilló.

Preguntado sobre si en alguna ocasión habló de su hija adoptiva Asunta, el doctor Carrero comentó que "nunca la mencionó". "Un poco al padre y al marido", añadió.

Porto había acudido de forma voluntaria al centro "por un episodio que pasó en casa y el padre la convenció". No obstante, el entonces director médico de La Robleda señaló que "había un poco de oscurantismo" sobre el motivo de su ingreso.

PRUEBAS SOBRE EL TRASLADO DE ASUNTA

Esta causa es paralela a la que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, sigue contra los padres de Asunta Basterra por la muerte de la menor.

Tras haberse llevado a cabo las testificales propuestas, se está a la espera de los resultados de distintas pruebas solicitadas por las partes personadas. De hecho, este miércoles Rosario Porto fue trasladada de nuevo a Santiago, desde la prisión de Teixeiro (A Coruña), para someterse a más pruebas forenses.

Entre las pedidas por su abogado, y acordadas, está que el Imelga -donde se están llevando a cabo los reconocimientos- efectuase "pruebas de fuerza" para determinar si es posible que una persona de las características físicas de Porto podría trasladar el cadáver de su hija.