El Ballet Nacional de España actúa en Almería con su homenaje a Antonio Ruiz Soler

Publicado 17/07/2019 17:39:40CET
Antonio Najarro con bailarines del BNE
Antonio Najarro con bailarines del BNE - BNE - Archivo

ALMERÍA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ballet Nacional de España (BNE) actúa este jueves en la Plaza de Toros de Almería en el marco del Festival de Flamenco y Danza que se organiza en la ciudad y en el que la compañía rinde homenaje a la figura de Antonio Ruiz Soler a través de tres de sus coreografías y una cuarta diseñada por el director del BNE, Antonio Najarro, con la que ofrece una mirada actual sobre la danza española a partir de una música empleada por el propio Ruiz Soler para un espectáculo estrenado en 1957.

"Estoy muy feliz porque se va a representar con la Orquesta Ciudad de Almería, lo que da al espectáculo un gran plus no solo por lo que va a disfrutar el público, sino porque para el bailarín es una maravilla ante la confluencia de energía y sensibilidad", ha explicado Najarro en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha detallado varios aspectos de la que es una de sus últimas puestas en escena al frente del BNE.

Así, confía en que el coso de la avenida Vilches de la capital almeriense confiera un "carácter muy particular" a la representación en la que se interpretará como apertura 'Eritaña', considerada "una de las joyas de la escuela bolera", a la que seguirá el 'Zapateado de Sarasate', que, caracterizado por el solo de su primer bailarín, contará con música en directo del violinista Albert Skuratov y del pianista y compositor Juan Antonio Mata.

El espectáculo, que en su segunda parte incluye la pieza argumental 'El sombrero de tres picos' con música de Manuel de Falla, intercala la composición creada a propósito por Najarro 'Eterna Iberia', con la que el BNE incorpora un discurso vanguardista al homenaje a partir de un clásico español que "nunca a va pasar porque tiene una valía enorme". Esta coreografía se estrenó el pasado mes de marzo en sustitución de 'Fantasía galaica' y fue gestada a partir de la música proporcionada por el maestro Manuel Moreno Buendía.

"Me pareció una música increíble para coreografiar lo que más me caracteriza, que es la danza estilizada y el uso de la castañuela", ha explicado el director, quien ha detallado que la pieza llevada a concierto bajo el nombre de 'Celtiberia' fue encargada originalmente por Antonio Ruiz Soler para su ballet 'Eterna Castilla', del que se hicieron algunas representaciones dentro y fuera de España a finales de los 50.

A partir de la propia música, "absolutamente española y súper descriptiva de la danza" se decidió montar una nueva coreografía, que se diseñó en apenas tres semanas, para incluirla en el montaje y aportar "un lenguaje más actual" sin dejar del lado la dificultad técnica y su fuerza expresiva. "He tenido la grandísima suerte de que me han dado libertad absoluta para editar la música", que ha sido adaptada para "sacar el mayor partido posible a la danza" desde el "respeto" a la pieza, según ha explicado Najarro tras destacar la colaboración también del maestro Manuel Coves.

UN ELENCO "EXQUISITO"

En esta línea, ha destacado el elenco "fantástico" conformado por unos bailarines que "están en un momento exquisito" tras ocho años de trabajo en el BNE. "Les puedes echar lo que quieras, están defendiendo seis espectáculos diferentes, espectáculos más contemporáneos como 'Electra', espectáculos de repertorio de coreografías de los años 50, 60 y 70, o coreografías de creadores actuales como Marco Flores o Mercedes Ruiz", ha destacado Najarro a la hora de resaltar la calidad de los 40 profesionales que componen el BNE.

Con ello, ha insistido en que su trabajo se ha basado en crear un perfil de "bailarín artístico" mediante un método que ha aunado "la disciplina, el rigor, la estética y el alma también". "Estoy muy contento con el resultado. Es quizás una de las coreografías mías más tradicionales en cuanto a concepto", ha considerado al señalar la introducción de elementos como el sombrero cordobés o la capa española junto con la castañuela.

En su adecuación al vocabulario contemporáneo, espectáculo ha cuidado la iluminación y el vestuario, que ha sido diseñado por Yaiza Pinillos bajo la misma premisa y mediante el uso de colores como el verde oliva, el azul mediterráneo o el granate vino, lo que ha llevado al mundo moderno la tradición. "Todos hemos sido muy generosos en dejarnos guiar y dejarnos aconsejar, ese es el éxito de cualquier propuesta", ha valorado.

En este sentido, ha incidido la variedad de propuesta que defiende el BNE, con coreografías más vanguardistas como 'Zaguán y Alento', con música "más jazzera y de blues" que da un giro estético y combina en el vestuario realizado por Teresa Helbig "cuero, terciopelo y plumas". Esta obra, con la que Antonio Najarro se despide como director del Ballet, se representará en el Liceo de Barcelona del 31 de julio al 3 de agosto.

Para leer más