Publicado 23/07/2021 16:14CET

Hosteleros vascos creen que la medida de adelantar su cierre solo genera "una hora más de descontrol"

El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Héctor Sánchez.
El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Héctor Sánchez. - EUROPA PRESS

BILBAO, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Héctor Sánchez, ha afirmado que el adelanto a la una de la madrugada del cierre de la actividad de la hostelería y la limitación de aforos al 35 por ciento decretado por el Gobierno Vasco no van a frenar los contagios de la covid-19, y cree que va a haber "una hora más de descontrol".

El Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), presidido por el Lehendakari, reunido ayer jueves, estableció nuevas restricciones para la Comunidad Autónoma Vasca, entre ellas, la obligatoriedad del uso de la mascarilla en entornos urbanos transitados y el cierre de todas las actividades, entre ellas la hostelería, a la una de la madrugada. También decidió reducir los aforos.

En declaraciones a Europa Press, Héctor Sánchez ha subrayado que "realmente" si algo tiene esta "quinta ola" es que está bastante localizado cuál ha sido el foco y el origen, "y por mucho que se establezcan limitaciones adicionales a la hostelería, en este caso una reducción de una hora, o una reducción de aforo interior, no va a ser la solución".

La solución, ha explicado, va a estar en "el control" que se tiene que hacer tanto en los ámbitos hosteleros como en los "externos". "Y esto va a seguir exactamente igual. Lo que va a suceder, probablemente, es que haya una hora más de descontrol al cerrar antes los establecimientos hosteleros", ha enfatizado.

El representante de los hosteleros vizcaínos ha dicho que los integrantes de su gremio están "mentalmente muy machacados porque nunca parece que se acaba de avanzar del todo". "Das un pasito y luego vuelves otra vez para atrás", ha lamentado.

Sobre la reducción del aforo de los interiores, Sánchez ha puesto el énfasis en que a los que están penalizando "realmente" es a los que cumplen las normativas, "que son los que están haciendo esfuerzos importantes, manteniendo el 50 por ciento de sus locales".

"Y ahora ven que se les reduce un 15 por ciento (de aforo) sin una motivación clara, porque el que incumple, y no ha sido controlado, y no ha sido sancionado, va a seguir incumpliendo, y con eso no solucionamos nada. Creo que es una muestra más de que pagan justos por pecadores", ha finalizado.

Para leer más