30 de marzo de 2020
 
Publicado 18/02/2020 12:13:59CET

El Plan Románico Atlántico continuará durante los próximos cuatro años

El consejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega (sentado a la izquierda) y el director general de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana (sentado a la derecha), firman el convenio del Plan Románico Atlántico en Salamanca.
El consejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega (sentado a la izquierda) y el director general de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana (sentado a la derecha), firman el convenio del Plan Románico Atlántico en Salamanca. - EUROPA PRESS

SALAMANCA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León y la Fundación Iberdrola mantendrán su apuesta común por el Plan Románico Atlántico, una iniciativa que, puesta en marcha junto al Gobierno portugués y fondos europeos, trata de conservar, restaurar y poner en valor el patrimonio cultural de las provincias de Zamora y Salamanca y las regiones fronterizas de Porto, Vila Real y Braganza.

La renovación de este proyecto, que comenzó hace diez años, ha sido suscrito este martes en Salamanca por el consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, y el director general de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, en presencia del presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García.

La firma se ha llevado a cabo durante la jornada técnica de puertas abiertas celebrada en la iglesia de San Martín de Tours en Salamanca, que ha servido para contextualizar el edificio en la ciudad y para repasar las actuaciones desarrolladas en el templo dentro del Plan.

La jornada ha contado con la presencia, entre otros, de representantes de la diócesis de Salamanca y la parroquia de San Martín, así como del director general de Patrimonio del Gobierno Regional, Gumersindo Bueno.

Tanto los máximos representantes de la Fundación Iberdrola como el consejero han coincidido en el acto de la firma en la importancia de dar continuidad al plan, que hasta el momento ha contado con un balance "muy positivo" de las actuaciones desempeñadas y como "modelo de gestión colaborativa".

Sobre lo desarrollado hasta el momento, el consejero de Cultura y Turismo ha puesto de relieve la "acción integral de estudio, investigación, restauración y conservación de templos románicos" en la zona occidental de Castilla y León.

JORNADA TÉCNICA

Las deformaciones existentes en pilares, arcos y bóvedas de las tres naves de la iglesia de San Martín de Tours, fruto de la propia construcción y de diferentes modificaciones del edificio a lo largo de su historia, han justificado un estudio completo de la secuencia constructiva del edificio, puesto de relieve durante la celebración de la jornada técnica en Salamanca.

Este trabajo en el templo próximos a la Plaza Mayor de la ciudad castellanoleonesa ha incluido un análisis de la evolución de su arquitectura, abordado por varios equipos multidisciplinares coordinados entre sí, que han actualizado el conocimiento sobre este bien de interés cultural desde diferentes perspectivas.

El objetivo de esta investigación desarrollada a lo largo de dos años ha sido obtener el diagnóstico "más preciso posible" del estado actual del monumento para abordar su restauración con toda la información disponible que permita conservar el legado patrimonial que custodia, tal y como se ha explicado en el encuentro, en el que han participado algunos de los expertos que han desarrollado las investigaciones.

Así, José Luis Martín Martín, doctor Historia Medieval de la Universidad de Salamanca, se ha encargado de contextualizar el templo en la trama urbana de la ciudad y Marco Antonio Garcés, arquitecto de la Dirección General de Patrimonio, ha explicado la metodología de trabajo.

También, José Miguel Lorenzo, doctor en Historia del Arte, ha realizado un recorrido por los archivos para rastrear la historia del templo; José Ignacio Murillo Fragero, arqueólogo de Urbe pro Orbe, y Rafael Martín Talaverano, doctor Arquitecto de la Universidad Politécnica de Madrid, han hablado de la evolución constructiva del inmueble.

Manuel Fortea Luna, doctor arquitecto y doctor en Historia de la Universidad de Extremadura, ha explicado el estudio estructural del edificio y, finalmente, Jesús Castillo Oli, arquitecto de la Fundación Santa María la Real, se ha centrado en la actual obra de consolidación del edificio.