Tozeur: descubre un destino de película en pleno desierto

Actualizado 29/11/2016 18:55:30 CET
Tozeur: Déjate llevar por las dunas
EUROPA PRESS

MADRID, 21 Sep. (EPTURISMO) -

¿Cuál es la relación entre el episodio I de Star Wars, la saga de Indiana Jones y El Paciente Inglés? No, no es el director, no son los guionistas ni los maquilladores ni siquiera el equipo de montaje. Es Tozeur, una maravilla turística situada el Sur de Túnez.

Estos tres clásicos del cine no pudieron resistirse a la belleza de la ciudad tunecina de Tozeur. La capital de la región de Jerid es un lugar perfecto para visitar en otoño, pasado ya el agudo calor del verano, cuando se pueden alcanzar los 47ºC.

Tozeur es un enclave desértico situado cerca de la frontera con Argelia y cuya arquitectura tradicional se conserva prácticamente intacta, lo que lo convierte en un lugar perfecto para visitar y conocer la cultura del Norte de África y en un perfecto plató de rodaje.

La medina, el nombre que reciben los cascos viejos de las ciudades árabes, esconde rincones mágicos formados por edificios antiguos en perfecto estado en los que se puede apreciar la riqueza de la arquitectura árabe clásica.

La parte exterior de las viviendas de la medina está elaborada con ladrillos teñidos de ocre en relieve que representan distintas formas geométricas dispuestas de tal manera que un ladrillo entra y otro sale formando un distinguido mosaico. Este estampado es una de las características más atractivas de la ciudad y se asemeja al de los diseños de las alfombras y los tejidos típicos locales.

Además, el centro de la ciudad ofrece a los turistas la oportunidad de conocer el zoco, donde se venden antigüedades, túnicas, rosas del desierto, cerámicas típicas de la región y los famosos dátiles. Pero también, siguiendo la ruta de las callejuelas, los visitantes pueden disfrutar de la cultura local y hacer compras rutinarias en el mercado central, dónde los vecinos de la ciudad compran los enseres más básicos.

Las mezquitas también son uno de sus puntos fuertes como destino turístico. La medina cuenta con varias mezquitas, como la de Ferdous, cuyo almenar puede verse desde toda la ciudad, la de Sibi Abib Lakhadar y la de Sibi Ben Galeb. Además, Tozeur cuenta con diversos museos que permiten explorar la cultura y las tradiciones locales.

PUESTAS DE SOL, DUNAS Y AVENTURA

Los alrededores de la ciudad son un lugar perfecto para practicar deportes de aventura como el quad, con el que se pueden recorrer las dunas del desierto y disfrutar de la adrenalina surcando las olas de arena.

Para los menos aventureros también existe la opción de realizar las excursiones a pie o a camello para visitar los oasis situados a las afueras. Allí se puede disfrutar del frescor de los lagos y los ríos en los que está permitido el baño.

El de Chott el Djerid es parada obligatoria. En este lago se crean las famosas rosas del desierto, la roca que se ha convertido en 'souvenir' más famoso de la zona. Formadas por yeso, agua y arena, las rosas del desierto se asemejan a una flor de cristal del color de la arena oscura.

UN PASEO A LA SOMBRA

Si después de tanto paseo bajo el sol del desierto te apetece sumergirte entre un poco de vegetación, el Jardín du Paradise es tu destino. Allí, entre acacias, hibiscus, cáctus y granados podrás pasear y descubrir la parte más verde del país.

El Jardín du Paradise, que se encuentra a tan solo 3 kilómetros del centro urbano de Tozeur es el hogar también de reptiles, escorpiones y serpientes, así como de un gran número de aves que solo se podrán observar si el año ha sido generoso con las lluvias.