Publicado 21/07/2021 14:44CET

Patronal hostelera pide a Junta que levante el balizamiento que protege los fondos de playas de Cabo de Gata (Almería)

Archivo - Playa de Genoveses, en Cabo de Gata (Almería)
Archivo - Playa de Genoveses, en Cabo de Gata (Almería) - EUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (Ashal) ha trasladado este miércoles su "profundo malestar" ante la decisión "unilateral" de la Junta andaluza de balizar las playas naturales del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y ha pedido que se levante esta medida, que "estrangula atodas las pequeñas empresas que realizan actividades náuticas en estos enclaves".

La patronal ha criticado que se haya procedido a balizar las calas de Muertos, Enmedio, Plomo, San Pedro, Playazo, los afloramientos rocosos contiguos a la playa de poniente de la Isleta del Moro, Genoveses, el cordón litoral de Barronal-Mónsul-Media Luna y el Corralete, así como a la Reserva Integral Marina del Arrecife de las Sirenas, "sin previo aviso ni consulta".

Ha asegurado que la medida "impide" el acceso a las playas en barco o en kayak o la práctica de otros deportes náuticos.

"A pesar de que existe un puerto deportivo, los barcos no pueden optar a determinadas playas y zonas, como la del fondeadero de los Genoveses, que es un abrigo natural al poniente para embarcaciones de todo tipo y reclamo para el turismo náutico, desaparecen", han señalado en alusión a la cala de acceso restringido por su alto valor ecológico, incluidos los fondos de posidonia.

Para la patronal, el balizamento provoca que "buena parte de los visitantes del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar ,que acuden aquí precisamente atraídos por su mar y las posibilidades que ofrece ya sea a través del buceo, navegación, surf o piragua, miren hacia otro lado al conocer la nueva situación en la que ha dejado la Junta de Andalucía a la parte del litoral almeriense que más atracción genera".

"Decenas pequeñas empresas turísticas se ven abocadas a desaparecer y mucho tememos que ello también repercuta en el sector de alojamientos y la propia hostelería de la zona", han afirmado desde Ashal.

En esta línea, ha indicado que va a solicitar una reunión con la delegada de la Junta de Andalucía, Maribel Sánchez Torregrosa y la de Desarrollo Sostenible, Raquel Espín, para pedir que se "revierta la situación" y se busque un "consenso" con los sectores afectados.

"Hay que hacer una regulación razonable que ordene los usos del Parque Natural sin que para ello se anule una actividad que se encuentra en manos de autónomos y pequeños emprendedores que ya tienen muy limitado en el tiempo su trabajo o la motivación principal por la que muchos turistas eligen el Parque para sus vacaciones estivales", ha concluido.

Las playas y calas del parque natural de Cabo de Gata-Níjar han sido balizadas hasta el 12 de septiembre para preservar el ecosistema ante el "incremento" de la actividad náutica recreativa y comercial en el espacio protegido, lo que supone "no solo un obstáculo para la conservación, sino también el aumento del riesgo de accidentes".

La medida se acordó en una reunión de coordinación presidida por la delegada territorial de Desarrollo Sostenible, Raquel Espín, y en la que han participado directora del Parque Natural, Lucía Tejera y el capitán marítimo de Almería, José Aranda Vasserot, junto a agentes de Medio Ambiente y de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Contador