Actualizado 21/06/2015 14:33 CET

El 'AVE silencioso' transporta más de un millón de viajeros en su primer año en servicio

Interior de un coche de tren AVE de Renfe
RENFE

La demanda de este servicio se multiplica por cuatro

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1,11 millones de pasajeros han viajado en el 'AVE silencioso' que Renfe ofrece desde hace casi un año, un vagón de los trenes de Alta Velocidad en el que no está permitido usar el teléfono móvil ni hablar en voz alta, donde la luz es tenue y no está habilitada la megafonía.

El AVE a Barcelona copa casi la mitad (el 45%) del total de usuarios de estos coches silenciosos que la operadora ya habilita en todos sus servicios de Alta Velocidad, según datos oficiales de la compañía que recoge Europa Press.

Los vagones en silencio de los trenes del AVE a Sevilla transportaron a otro 18% del total de los usuarios de este servicio desde su lanzamiento en julio de 2014.

El AVE a Málaga trasladó un 12% de los pasajeros que optan por viajar en silencio y el AVE a Valencia y el que enlaza con Alicante un 10% cada uno de ellos.

En su casi primer año en servicio, el 'AVE silencioso" ha multiplicado por cuatro el número de viajeros. En su primer mes (julio de 2014) transportó 37.000 viajeros, mientras que el pasado mes de mayo se vendieron 145.218 billetes para este servicio, que alcanzó así una ocupación del 74%.

ATRAER NUEVOS PASAJEROS.

Renfe puso en marcha el verano pasado este servicio en el marco de su nueva estrategia comercial para el AVE con el fin atraer viajeros al ferrocarril y atender la demanda de un tipo de viajeros que busca aprovechar los trayectos en tren para descansar, relajarse o trabajar.

Los billetes para viajar en los coches de 'AVE silencioso' tienen el mismo precio que una plaza de las habituales en clase turista del mismo tren. Su compra implica que el viajero se compromete a respetar las condiciones y características del viaje.

Así, para "garantizar la calidad del servicio", las condiciones del viaje en coche de 'AVE silencioso' fijan que no pueden viajar menores de 14 años y que no se pueden comercializar billetes para grupos ni para mascotas.

Los vagones cuentan con una iluminación tenue y no tienen servicio de megafonía, restauración en la plaza o 'bar móvil'. De su lado, los pasajeros deben habar en un tono bajo y "no establecer conversaciones duraderas".

En el 'AVE silencioso' no está permitido utilizar el teléfono móvil y se deben usar auriculares para escuchar dispositivos de audio o video "siempre a un volumen que no moleste al resto del pasaje.

Para leer más