Establecimientos de la calle Laurel se alían con Hostelería#PorElClima

Publicado 05/07/2019 15:39:36CET
Imagen del distintivo del proyecto Hosteleros#PorElClima en un establecimiento hostelero de la calle Laurel de Logroño
Imagen del distintivo del proyecto Hosteleros#PorElClima en un establecimiento hostelero de la calle Laurel de LogroñoEUROPA PRESS

LOGROÑO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 67 de los establecimientos situados en la calle Laurel de Logroño, junto a otros ocho más del resto de la ciudad, se han aliado con el proyecto Hostelería#PorElClima, para luchar contra el cambio climático, lo que se materializará en aspectos como el ahorro del agua, la recogida selectiva de aceite o las papeleras para servilletas.

Se trata de una iniciativa promovida por Coca-Cola y ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), que se centra en la sensibilización en torno al cambio climático, en la que se pone en valor la labor de la hostelería contra esta situación, al tiempo que se da más visibilidad a acciones "pequeñas, como el cambio a luces LED, el ahorro de agua o el control en el desperdicio de alimentos".

Así lo ha señalado en la rueda de prensa de presentación de la iniciativa la responsable de Hostelería por el Clima de ECODES, Ana Mastral, quien ha resaltado que la Laurel es la primera calle que, como a título colectivo, se une a la iniciativa, por lo que ha considerado que "la capital riojana quiere así ser un ejemplo para el resto de ciudades de España".

A juicio del presidente de la Asociación de Hosteleros de la Zona de Laurel, Adolfo Sáenz, ha apuntado la conciencia que han tomado los hosteleros contra el cambio climático, "que aplicamos en pequeños detalles, que, al final, acaban siendo grandes cosas".

Difusores de grifos, cisternas de doble descargas, recogida selectiva de basura o la recogida de aceite son actuaciones "que ya cumplen a rajatabla 67 de los 73 establecimientos que hay en Laurel, con 69 asociados".

Y el año que viene, ha adelantado, "podemos decir a los logroñeses que no tiren el aceite a la basura, que nos lo traigan para reciclar", a lo que ha sumado "algo que parece tan sencillo como poner papeleras, para no tirar las servilletas al suelo, una costumbre muy española".

Todo ello, en una zona como la Laurel, "donde, desde hace 100 años, venimos comprando en el Mercado de San Blas, productos de la tierra, frnete a las franquicias, por ejemplo, que traen productos distribuidos desde una central, con la consiguiente huella de carbono y el gasto de combustible".

La iniciativa ha sido también alabada por José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, para quien Logroño es una ciudad a seguir "y aún con margen de mejora", algo en lo que han coincidido el presidente de la Hostelería Riojana, Francisco Martínez Bergés; Fernando Anel, jefe de comunicación región noreste de Coca-Cola European Partners Iberia y el cocinero Francis Paniego, para quien se puede trabajar "mucho aún" sobre el medio ambiente desde el campo de la hostelería.

Por último, el alcalde Pablo Hermoso de Mendoza ha destacado la importancia de este tipo de iniciativas en la capital riojana "en un tema del que queremos hacer emblema de la ciudad, un Logroño verde, con una hostelería actuando decididamente por una actividad sostenible". "Es una iniciativa tremendamente interesante", ha afirmado.

Todos los participantes en la rueda de prensa han colocado, para finalizar, un adhesivo diseñado exclusivamente para esta iniciativa y destinado a todos los establecimientos que decidan unirse al proyecto "Hostelería #PorElClima".

EL PROYECTO.

Los 67 hosteleros de la Zona La Laurel adheridos a la iniciativa, y otros ocho del resto de la ciudad, han realizado un diagnóstico de las acciones que tienen en marcha en este sentido y, además, se han comprometido a ampliarlas y extenderlas para reducir su impacto ambiental. Se trata de medidas en torno al agua, consumo responsable, energía, movilidad y residuos.

Algunas de las conclusiones del diagnóstico realizado han sido, por ejemplo, en el tema del Agua, las acciones climáticas ya están en marcha, ya que son las más extendidas en el sector de la hostelería. Lo más repetido es evitar el goteo en los grifos y el inodoro, reducir el caudal de los grifos y ofrecer doble descarga en los inodoros.

Respecto a Consumo responsable, se habla de evitar el desperdicio de alimentos, elegir bien a los proveedores, aprovechar los recursos, comprar productos reciclados e implicar a las personas empleadas. Además, una gran mayoría de los establecimientos consumen productos de proximidad y trabajan con proveedores locales, ayudando de esta forma al desarrollo de los productores de la zona.

Sobre Energía, la utilización de LED es una de las prácticas más extendidas en la Zona La Laurel. De los restaurantes diagnosticados, la mayoría ya han incorporado esta forma de iluminación en sus establecimientos. También una mayoría cuenta con sistemas lumínicos de detección de presencia. El control sobre la temperatura de las neveras es una acción energética que una gran mayoría (54 establecimientos) cumplen.

Otras son tener la nevera a 5º y el congelador a -18º (considerado como lo ideal), tapar las ollas al cocinar, usar la calefacción en invierno entre los 19º y 21º, evitar el consumo de energía del modo stand by, aprovechar la plena carga de los electrodomésticos como lavavajillas y lavadora, poner el aire acondicionado entre 24º y 26º y usar energías renovables.

En Movilidad, aprovechar la red de transporte púbico para atraer a clientes y para los viajes del personal, fomentar el uso de la bicicleta, usar el camino más corto con sistemas que optimicen la logística.

Y, respecto a los Residuos, se puede destacar que los establecimientos adheridos de Logroño y de la Zona La Laurel en concreto tienen cubos separados para los diferentes residuos y reciclan correctamente tanto el papel, aceite, vidrio, plásticos, bricks, orgánica, bombillas... Asimismo, tienen la "recogida selectiva" con días asignados para sacar determinados residuos.

PROXIMAS ACCIONES.

La hostelería de la Zona La Laurel además quiere continuar su compromiso climático de mejora continua con la incorporación de nuevas acciones climáticas que ayuden al medio ambiente, al clima y a su comunidad.

Para ello se comprometen a poner en marcha un servicio de recogida del aceite usado doméstico para todo el vecindario de la Zona y aledaños. De esta forma todos los establecimientos adheridos podrán recoger el aceite que hayan recogido los vecinos para gestionarlo junto con el suyo para su perfecto reciclaje.

La Zona La Laurel se compromete también a que los establecimientos adheridos a Hostelería #PorElClima que todavía no han hecho el cambio a LED lo incorporen para que dicha medida de ahorro energético esté implantada al 100%.

Contador

Para leer más