El sector servicios español modera su expansión, según PMI

Publicado 05/08/2019 12:39:24CET
Terraza de restaurante
Terraza de restauranteAIG GROUP - Archivo

LONDRES, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La actividad del sector servicios de España volvió a registrar un crecimiento sólido en julio, aunque a un ritmo más modesto que el mes anterior, según refleja el índice de gerentes de compras (PMI), que se situó en 52,9 puntos desde los 53,6 de junio, lastrada por la recesión del sector manufacturero, cuyo PMI se situó en julio en 48,2 puntos.

De este modo, la actividad del sector privado siguió creciendo durante el mes de julio, aunque lo hizo al ritmo más débil desde finales de 2013, según muestra el índice compuestos de gerentes de compras, que bajó a 51,7 puntos desde los 52,1 de junio.

"Los datos de la encuesta de julio mostraron indicios de que la desaceleración en el sector industrial está teniendo un efecto adverso en la economía del sector servicios", declaró Paul Smith, economista de IHS Markit, para quien si tal situación continúa, es probable que las empresas den marcha atrás respecto de sus inversiones y reduzcan la contratación.

En el conjunto de la zona euro, el crecimiento de la actividad de las empresas se ralentizó en julio a 51,5 puntos desde los 52,2 de junio, después de que el sector servicios mantuviera un robusto crecimiento, con una lectura de 53,2 puntos, frente a los 53,6 del mes anterior, mientras que la industria agravara su recesión, con un resultado de 46,5 puntos, frente a los 47,6 de junio.

"La preocupación sobre la guerra comercial, un crecimiento económico más lento, la caída de la demanda de equipos comerciales, el declive de las ventas de automóviles y las preocupaciones geopolíticas como el Brexit encabezaron la lista de problemas empresariales, arrastrando la
producción manufacturera a la baja al ritmo más rápido en más de seis años", declaró Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

En este sentido, a pesar de que las empresas de la zona euro incrementaron sus plantillas en julio, este aumento, en línea con el crecimiento más débil de los nuevos pedidos, fue el menor desde abril de 2016.

"La principal fuente de expansión actualmente parece ser el consumidor, alentado a su vez por la robustez relativa del mercado laboral. No obstante, puesto que la encuesta de julio señala que el
empleo ha crecido al ritmo más débil en más de tres años, hay indicios de que este motor de crecimiento también está perdiendo ímpetu y suma
otro viento en contra para la economía para los próximos meses", advirtió Williamson.