Dos peritos de Fomento descartan ante el juez Velasco fallos humanos y técnicos en el accidente de avión de Mali

Actualizado 08/12/2014 11:29:54 CET
Entrada compañía switfair
ANDREA COMAS / REUTERS

El informe preliminar de la CIAIAC apunta que existía un riesgo de congelación de la estructura como principal hipótesis del siniestro

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dos peritos del Ministerio de Fomento han descartado este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco la existencia de "fallos humanos o técnicos" en el accidente del vuelo AH5017 del avión MD-83 de la compañía española Swiftair que se estrelló en Mali el pasado 24 de julio con 116 pasajeros a bordo.

Los dos expertos han ratificado ante el magistrado un informe que han elaborado tras analizar tanto la situación y estado de la tripulación en el momento del siniestro como las condiciones técnicas del aparato. Han precisado que los pilotos contaban con las licencias de vuelo y permisos "correctos" y que habían respetado los requisitos exigidos de descanso. "La tripulación presentaba un entrenamiento óptimo", han asegurado durante su comparecencia ante el juez.

Respecto a las condiciones técnicas del MD-83, los representantes de Fomento han indicado que la compañía Swiftair contaba con los certificados adecuados, su matriculación y aeronavegabilidad era buena y cumplía los requisitos de mantenimiento, tanto los programados como los relativos a averías imprevistas.

El juez Velasco investiga el accidente en el que fallecieron los seis miembros españoles de la tripulación: el piloto Agustín Comerón, la primera oficial Isabel Gost y los tripulantes de cabina Rafael Gasanaliev, Miguel Ángel Rueda, Raúl Montero y Federico Cárdenas.

En el aparato viajaban 116 personas, 54 de ellas de nacionalidad francesa. También fallecieron ciudadanos de Argelia, Bélgica, Burkina Faso, Camerún, Canadá, Egipto, Alemania, Líbano, Luxemburgo, Malí , Nigeria, Suiza y Ucrania.

El avión despegó de Uagadugu a las 01.15 hora local y a las 01.39, dos minutos después de alcanzar la velocidad de crucero, comenzó a disminuir su velocidad y altitud de forma progresiva hasta que se perdió el contacto con él, a las 01.47, cuando volaba a 740 kilómetros por hora.

UNA FUERTE TORMENTA

Los peritos han informado, además, al juez del contenido de las conclusiones preliminares de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil de Mali (CIAIAC) en las que se mencionan las condiciones meteorológicas adversas y el riesgo de congelación de la estructura como principal motivo del siniestro.

"Durante el ascenso, la tripulación realizó varios cambios de rumbo para evitar una zona de tormenta antes de alcanzar el nivel de crucero 310. A los pocos minutos, la velocidad del avión disminuyó, perdió altura, luego se dejó caer de repente en una curva a la izquierda. Golpeó el suelo a gran velocidad", indica la CIAIAC

Según explica este preinforme las temperaturas exteriores sufridas durante el vuelo pasaron de los 16 grados centígrados a 32 grados centígrados durante el ascenso. "Se han observado condiciones de congelación en temperaturas más bajas, coincidiendo con la presencia de nubes convectivas. Las zonas de este tipo pueden ser particularmente activas y poseen un fuerte dinamismo generando riesgos de congelación o de turbulencia severa", indica la Comisión.

Los peritos del Ministerio de Fomento se reunirán el próximo 21 de noviembre con las dos magistradas francesas encargadas de la investigación judicial del accidente en territorio galo. Las jueces se desplazarán a España para cotejar los datos de los que disponen con el informe de estos dos expertos.

Para leer más