Actualizado 03/05/2007 20:27 CET

AEA pide "prudencia" para hacer balance de la siniestralidad vial e insiste en el "fracaso" del carné por puntos

Cargando el vídeo....

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, pidió "prudencia" a la hora de hacer un balance de la cifra de víctimas mortales en las carreteras españolas durante la Operación especial de Tráfico del Puente de Mayo, para de ese modo determinar correctamente las causas que han provocado que 45 personas fallecieran durante el puente, 13 muertes menos que en el mismo periodo del año pasado, pero insistió en que el carné por puntos "es una medida que fracasó".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Arnaldo explicó que la implantación del nuevo permiso de conducir "es una medida que tiene que volver a replantearse, pues aunque es verdad que desde que entró en vigor las víctimas se han reducido, siempre que entra una normativa nueva se produce esa tendencia", argumentó.

"No se está consiguiendo que el carné por puntos elimine a los "'hooligans' de la carretera'", resaltó. Además, matizó que la normativa vigente no tiene una mayor incidencia por no aplicarse a todos los puntos del territorio nacional. "No se aplica a extranjeros, pero tampoco lo están haciendo algunos ayuntamientos importantes como es el de Valencia, algo que preocupa especialmente", subrayó.

Sobre la cifra de 45 muertos en las carreteras españolas durante el pasado puente, Arnaldo indicó que "hay que tener cautela y ser prudente porque en un espacio de tiempo tan corto, un accidente de más o de menos puede varias las estadísticas".

A pesar del elevado número de víctimas mortales, el presidente de AEA puso de relieve que también es "importante" resaltar la confirmación de una "tendencia esperanzadora" en cuanto a la reducción de accidentes. "Enero fue un mes muy favorable con una reducción del 24 por ciento y esa tendencia se ha seguido manteniendo, por lo que es un factor a tener muy en cuenta", puntualizó.

Además, hizo hincapié en la necesidad de conocer la accidentalidad en las vías urbanas, ya que "quizá no están teniendo un comportamiento tan adecuado o favorable como el que se están dando en las carreteras".

LAS INFRAESTRUCTURAS, PRINCIPAL PROBLEMA

"Seguimos observando en este Puente de Mayo que se sigue produciendo un mayor número de accidentes en las redes secundarias. Nos están preocupando las colisiones frontales o fronto-laterales que son propias de adelantamientos prohibidos y que nada tienen que ver con la influencia del exceso de velocidad", indicó.

De esta forma, Arnaldo resaltó el estado de las infraestructuras como una de las principales causas de siniestralidad y abogó por la inversión económica para mejorar a este tipo de vías. "Se ha demostrado que cuando en una situación hay una mayor inversión en infraestructuras se produce una reducción mayor en las víctimas de la carretera y cuando hay un parón en esa dotación presupuestaria aumentan las víctimas", afirmó.

"En España parece que últimamente la única infracción o el único motivo de siniestralidad era el exceso de velocidad. Se hizo una inversión muy importante en radares pero se hizo un diagnóstico erróneo porque el problema no estaba sólo en la velocidad", concluyó.