Castro, contrario a disolver el consistorio de Estepona si hay ediles ajenos a la corrupción

Actualizado 06/07/2008 16:18:59 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Getafe, Pedro Castro, es contrario a que se plantee la disolución del ayuntamiento de Estepona mientras quede un número suficiente de concejales ajenos a la corrupción "que den un paso al frente" y estén dispuestos a "ocupar el espacio que les toca".

Así se manifestó el dirigente municipal, en una entrevista concedida a Europa Press, respecto a la situación del citado consistorio malagueño, que cuenta con 25 concejales y cuyo alcalde, del PSOE, está en prisión, mientras otros cinco ediles socialistas, otro andalucista y dos del Partido de Estepona han sido imputados (estos últimos permanecen también en prisión).

El PP ha anunciado que llevará una iniciativa al Congreso a favor de que el consistorio sea disuelto debido a la "corrupción generalizada" del gobierno local y para que se convoquen elecciones, una posición rechazada por Pedro Castro, a la espera de que se cierre la investigación judicial.

"Si hay concejales que han sido elegidos democráticamente y cuatro o cinco o los que sean, siguen ahí y no tienen absolutamente ninguna responsabilidad, no se entendería que no hagan uso de su derecho", defendió Castro, que distinguió el caso de Estepona del de Marbella, que sí fue disuelto porque no quedaban concejales suficientes para llevar adelante la gestión municipal.

"Cualquier otra interpretación" sobre la continuidad del consistorio malagueño "sería negativa", recalcó el presidente de la Federación de Municipios. "Lo que tienen que hacer los concejales es dar el paso al frente y ocupar el espacio que les toca; si no, estaremos conculcando su derecho", abundó.

Pedro Castro reconoció que el caso de corrupción detectado en este ayuntamiento andaluz ha molestado especialmente al municipalismo porque ya estaba pasando página de escándalos como el de Marbella. "Nos ha pillado cuando estábamos en la cuesta arriba, poniendo a los municipios en primera línea de salida", defendió.