Actualizado 08/02/2007 13:19 CET

Defensa de la Sanidad Pública acusa a la Comunidad de Madrid de privatizar "a propósito" el servicio sanitario

Cargando el vídeo....

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez-Bayle, ha acusado hoy al Gobierno de la CAM de provocar "a propósito" el deterioro de la Sanidad Pública madrileña, ya que esto "permite y facilita la privatización del servicio sanitario" y, de este modo, satisface a aquellos que tienen "interés en hacer negocio con la salud de los ciudadanos".

En declaraciones a Europa Press Televisión, aseguró que en estos momentos el sistema sanitario regional de la Comunidad Autónoma de Madrid no sólo no goza de una buena salud sino que está "muy grave", e incluso, "cercano al estado de coma".

Por ello, consideró que existen "muchos motivos" por los cuales se debe celebrar la huelga en el sector publico de la sanidad prevista para el mes de marzo, ya que la política sanitaria madrileña "en absoluto responde a las necesidades de salud de los ciudadanos".

En este sentido, Sánchez-Bayle precisó que este deterioro de la Sanidad pública se puede ver con "tan sólo darse una vuelta" por las urgencias de los hospitales públicos, donde los madrileños y madrileñas "esperan hasta tres días para poder ingresar y hay hasta 70 camas en los pasillos".

Asimismo, criticó la próxima apertura de nuevos centros sanitarios en la Comunidad de Madrid a los que calificó de "hospitalitos", al afirmar que éstos serán más "una maqueta de hospital que no van a solucionar ninguno de los problemas". "Lo único que va a solucionar es el negocio de las empresas constructoras, se están asegurando una rentabilidad altísima", agregó.

Sánchez-Bayle concretó que este "colapso" de los hospitales públicos madrileños es debido a que, mientras la población ha incrementado en 800.000 personas desde que se transfirió la sanidad a la Comunidad de Madrid, las dotaciones de camas y profesionales siguen "siendo prácticamente los mismos".

Por último, citó como otro de los problemas la situación de los médicos de familia que están obligados a atender a una demanda de "60 o 70 personas" al día y estimó que la cifra irá en aumento. "Uno de los mayores riesgos para la salud de los madrileños es el Gobierno de la Comunidad", sentenció.