El Día de la Madre genera el incremento de ventas en las tiendas de ropa, complementos, ópticas y joyerías

Actualizado 06/05/2007 16:28:01 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La llegada del Día de la Madre, el primer domingo de mayo, siempre supone un incremento de ventas en los establecimientos dedicados a la comercialización de complementos, ropa, joyas y gafas, y en los que los clientes piden asesoramiento a los dependientes sobre qué comprar para acertar con el regalo.

En un bazar sevillano, el dependiente, Carlos Borrero, explicó a Europa Press Televisión que los regalos son "los normales de siempre", sin embargo, constató que ha habido un aumento "en la venta de bolsos, collares, pendientes" y otros productos "típicos". Los niños vienen acompañados, incluso de sus madres y lo eligen ellas mismas", añadió.

En una tienda de complementos, la empleada del establecimiento, Rocío Soto, afirmó que este año es el 'boom' "de los collares, largos de colores". Para las ventas, ella se encarga de asesorar a sus clientes, tarea esta con la que disfruta mucho. "Los escucho primero y, sobre mis gustos, los ayudo, no me sale mal", reconoció.

El encargado de una de las ópticas consultadas, Juan García, señaló que en esta fecha la gente aprovecha para regalar gafas de sol de un precio medio de alrededor de los 100 euros. "Quiero unas gafas de sol que sean modernas, que estén bien de precio", es lo que más repiten los clientes.

Según el encargado de esta óptica sevillana, las compras "suelen dejarse para el final, el último día a la última hora", un factor al que se le ha añadido este año "el mal tiempo", ya que éste "no acompaña" a las compras y es por ello que las ventas "están flojitas".

Por su parte, en una joyería, el dependiente Mario Rodríguez aseguró que en un día como hoy "la gente se acuerda de sus madres" y que "cada uno se gasta lo que puede". Además, recomendó que "una sortija, unos pendientes o una pulsera" sirven para demostrar que se quiere a las madres "que son lo más grande".

Algunas de las personas que recorrían las tiendas manifestaban estar buscando "perfumes, alguna joyita", como señaló Puri, mientras que Marilo esperaría a su madre para comprar con ella "unas gafas de sol".

Los hombres consultados "de momento" no habían comprado nada, o evitaban contestar por estar con sus mujeres delante.

Además, algunas personas se mostraron contrarias a festejar el Día de la Madre por ser un día comercial y consideraron, como Almudena, que "el día de la Madre son todos los días". Sin embargo, esta joven, maestra en un colegio, explicó que los niños se entusiasman preparando los regalos.