Dos estudiantes de la Universidad de Valladolid diseñan un sistema automático de localización de accidentes

Actualizado 04/05/2008 15:08:33 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Dos estudiantes de la Universidad de Valladolid han diseñado, como proyecto fin de carrera, un sistema automático de localización de accidentes llamado 'Hermes'--mensajero de los dioses-- que, aprovechando los recursos mínimos que el coche tiene de serie, permite su localización exacta en caso de accidente y envía los datos al servicio de emergencias sin intervención del accidentado.

De este modo, Luis Antonio Pérez y José María Robles, estudiantes de electrónica, decidieron plantear "con sus conocimientos" una solución real a algunos accidentes en los que es complicada la localización exacta del vehículo siniestrado. Así, "de forma automática y en cuestión de segundos tras el impacto" los servicios de emergencias pueden tener localizado a las posibles víctimas.

Aunque, en un principio su proyecto no estaba encaminado a este fin, la lectura de un terrible titular en el que un motorista perdió la vida tras 20 horas sin recibir atención hizo cambiar de parecer a los dos jóvenes.

De este modo, el fallecido en el accidente "pudo contactar con el servicio de emergencias pero no pudo decir la localización exacta", lamentó José María en declaraciones a Europa Press Televisión porque, a pesar del amplio despliegue era muy difícil averiguar donde se encontraba.

Así las cosas, el proyecto 'Hermes' es un equipo que detecta automáticamente la posición del vehículo, gracias a un GPS que, conectado a un módulo GSM, actuando como un teléfono móvil, ubica la posición y la velocidad del vehículo en el momento del impacto.

De esta manera, el sistema --introducido dentro de una caja negra-- "se conectaría a los diferentes sensores que utiliza el coche para los disparos de los airbags", afirmó José María y necesitaría además una alimentación supletoria por si en caso de accidente la batería del coche no está o desaparece.

Un lugar idóneo para la ubicación de 'Hermes' es una parte que "se deforme poco a la hora de sufrir un impacto" como puede ser la palanca de cambios aunque, de cara a una posible comercialización y su minimización, el espacio que ocuparía sería mínimo.

Una de las características de 'Hermes' es que guarda "un histórico" de latitud, longitud y velocidad del coche durante todo el trayecto, lo que "puede ser utilizado por la policía para ver como ha sido el accidente y los puntos por donde ha pasado", añadió Luis.

Las previsiones de comercialización resultan también muy atractivas puesto que la instalación rondaría los 70 euros--200 más si hay que añadir el teléfono--, lo que en línea de fabricación rondaría en unos 40 euros.