Actualizado 23/09/2007 17:39 CET

Expomasaje 2007 muestra los beneficios de las terapias manuales para la salud física y mental

Cargando el vídeo....

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La VI edición del Salón Internacional de las Terapias Manuales, Expomasaje 2007, celebrada en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones, reunió a más de mil profesionales del sector que deleitaron a los numerosos visitantes con diversos tipos de masajes y nuevos productos beneficiosos para la salud física y mental.

En los alrededor de cien stands repartidos en las tres plantas del Palacio, las asistentes pudieron conocer las distintas propiedades de las terapias manuales para corregir problemas posturales o resolver problemas mentales como nervios, ansiedad o estrés.

Asimismo, los visitantes también pudieron adquirir productos de cosmética natural, accesorios para técnicas manuales o música nueva era. Además, durante este fin de semana se han impartido numerosas ponencias que abordaban temas como la osteopatía, la hidroterapia, el quiromasaje o la kinesiología entre otros.

En declaraciones a Europa Press Televisión, María Diez, una veterana esteticien, destacó que la asistencia a este tipo de congresos y cumbres le ayuda a "renovar sus conocimientos" ya que, pese a su dilatada experiencia, "siempre es conveniente estar al día".

Una de los productos que ha probado es un sistema prácticamente desconocida en nuestro país que consiste en una terapia electrolítica que funciona tal y como hacen los balnearios minerales antiguos e imita el proceso depurativo de estos balnearios en recipientes más pequeños.

Su creador, el doctor Julián Pérez, que lleva más de 25 años trabajando en técnicas de medicina alternativa, defendió que este producto "limpia los sistemas linfático y circulatorio y ayuda al organismo a que expulse sus propias toxinas y residuos que no se pueden depurar a través del riñón o el hígado".

Por otro lado, Arturo Valenzuela, monitor de Shiatsu, defendió que el contacto entre profesionales que se favorece en estas exposiciones es "muy importante" aunque lamentó que este año haya acudido menos público a las instalaciones debido, en su opinión, a que es la primera vez que se cobra entrada por acceder al recinto.

Valenzuela aprovechó además para destacar el valor terapéutico de "los masajes" pero defendió la aplicación de la técnica de la digitopresión para tratar más en profundidad los problemas posturales. "La relajación es el nivel más básico y nosotros vamos más en profundidad", remarcó.

Finalmente, Yolanda, que acudió a Expomasaje con una compañera de trabajo, buscaba ponerse al día de los productos que podía aplicar en su empleo en un balneario. Sin embargo, también aprovechó probar algunas técnicas como un cojín que da masajes en los riñones, lumbares y cervicales. "Es una gozada, nosotras somos siempre las que damos y no recibimos, no son unas manos pero está muy bien", concluyó.