Actualizado 21/05/2007 19:47 CET

Las familias destinaron el 34,4% de su renta a la adquisición de una vivienda en 2006, según AHE

Cargando el vídeo....

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Las familias españolas destinaron el 34,4% de su renta disponible a la adquisición de una vivienda en 2006, casi tres puntos más que lo que destinaron un año antes (31,5%) y más de cinco puntos por encima de lo que era necesario dedicar en 2004, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Este porcentaje es aún mayor para los jóvenes y los hogares monoparentales, que tuvieron que destinar a este mismo fin el 40% de sus ingresos, dos puntos más que en 2005.

En el caso de la adquisición de la primera vivienda, las familias necesitaron destinar el 36,8% de sus ingresos a la compra de un inmueble (35% en 2005), mientras que el porcentaje se reduce al 24,7% si se trata de la compra de la segunda vivienda (22,5% en 2005).

Igualmente, el esfuerzo que realizaron los hogares el pasado año para adquirir otros activos como garajes, o para rehabilitar o reformar sus viviendas ascendió al 21,5% de su renta.

La AHE indica que el incremento de los precios de la vivienda durante el pasado año, que crecieron por encima del 9%, ha sido la principal causa del aumento experimentado en la deuda hipotecaria de las familias en 2006 respecto a 2004 y 2005.

Además, añade que el aumento de precios, junto con la senda creciente de los tipos de interés, ha repercutido "negativamente" en el nivel de esfuerzo inicial de los hogares que desean acceder por primera vez a una vivienda en propiedad, dejando fuera del mercado a una parte "significativa" de ellos.

En esta misma línea, el porcentaje de financiación hipotecaria para la adquisición de un inmueble respecto a su valor de tasación se elevó casi dos puntos en 2006, hasta el 68,2%. Este porcentaje se situó en el 68,9% en el caso de la primera vivienda y en el 65% para la compra de la segunda vivienda.

No obstante, los datos de la AHE muestran que el esfuerzo para la compra del primer inmueble (68,9%) se moderó tres puntos respecto a 2005 (71,9%), lo que revela, según su análisis, los "primeros síntomas de debilidad" de la demanda del primer acceso a una vivienda, colectivo que en 2005 representaba alrededor del 70% del total de la demanda y que en 2006 redujo su peso hasta el 60%.