Actualizado 23/09/2007 17:37 CET

El fiscal Zaragoza incluye la investigación de ANV dentro de la "hoja de ruta" contra ETA para los próximos meses

Cargando el vídeo....

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, incluye la investigación penal sobre los posibles vínculos entre Acción Nacionalista Vasca (ANV) y la ilegalizada Batasuna dentro de la "hoja de ruta judicial" que su departamento tiene previsto desarrollar en los próximos meses en la lucha contra el terrorismo etarra.

En declaraciones a Europa Press Televisión, explicó que dentro una de las líneas de actuación de esta "hoja de ruta", relativa al entorno de ETA, la Audiencia Nacional ha abierto una investigación penal respecto a ANV "para comprobar si hay evidencias, pruebas indicios o elementos que nos permitan establecer una vinculación clara y sin dudas con Batasuna" .

Precisó que esa supuesta relación "hay que demostrarla en la investigación penal" y que, al igual que ocurre respecto a los colectivos de apoyo a presos integrados en el Movimiento Pro Amnistía, se requieren actuaciones "que no pueden dar resultados de hoy para mañana".

"Necesitamos semanas o quizá meses de tiempo para recabar elementos, evidencias o indicios que nos permitan actuar después en la vía penal", insistió.

Zaragoza explicó que la "hoja de ruta" contra el terrorismo etarra se fundamenta en cuatro líneas de actuación "en orden a prevenir, investigar y reprimir actos terroristas": la prevención de los actos terroristas mediante la detención de los integrantes de la banda, las actuaciones contra el entorno de ETA, una política penitenciaria restrictiva y la activación de las reclamaciones para la entrega a la Audiencia Nacional de aquellos miembros de ETA que residen en el extranjero y que aún tienen causas pendientes con la justicia española.

Respecto a la actuación contra el entorno de la organización terrorista, Zaragoza reconoció que ya se actuó en el pasado -"caso Ekin", cuya sentencia se conocerá en breve, y "caso Gestoras Pro Amnistía", cuyo juicio está previsto que comience el próximo mes de noviembre-.

También se refirió en este punto al sumario abierto contra los responsables de la asamblea de electos vascos Udalbitltza Kursaal, "que ha entrado en fase de juicio oral y respecto del cual la Fiscalía ha formulado la acusación contra 22 individuos por integración en grupo terrorista", y al denominado 'sumario Herrikos o Batasuna', en el que se encuentra procesado y en libertad bajo fianza el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi.

Sobre la causa de Batasuna en concreto, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional comentó que "es probable que a mediados del próximo año pueda celebrarse el juicio, dado que la instrucción podría terminar en las próximas semanas y se formulará acusación por la Fiscalía".

Otra de las líneas de actuación de la Fiscalía se dirige a la prevención de atentados a través de las detenciones que se están produciendo, sobre todo, en Francia, y que a su juicio "han dañado de una forma importante a la organización terrorista".

"Estamos teniendo éxito en esta línea, aunque esto no quiere decir que no se produzca el día de mañana un atentado que genere víctimas mortales", reconoció Zaragoza, que destacó la importancia de "estrechar aún más la colaboración con Francia para conseguir desarticular las células y los comandos que todavía existen en territorio francés y algunos de los que queden en territorio español".

Otra de las prioridades de la Fiscalía se refiere a los presos de la banda. "Tanto antes, como durante y después de la tregua o supuesta tregua, nadie puede dudar de que la política penitenciaria ha sido muy restrictiva", comentó Zaragoza, que apuntó que durante el año 2006 no se concedieron terceros grados a reclusos de ETA "salvo en casos muy excepcionales, de enfermedad muy grave".

Según refleja la propia Memoria de la Fiscalía, tampoco se concedieron libertades condicionales ni beneficios penitenciarios para los reclusos de esta organización terrorista, a lo que hay que sumar una aplicación "escrupulosa" de la denominada 'doctrina Parot', que afectó a unos 15 reos que "han visto alargadas sus condenas hasta dentro de un considerable periodo de tiempo".

Esto política persigue persigue la disociación de estos presos de la banda terrorista, aparte de las finalidades tradicionales de la pena", apuntó el fiscal jefe de la Audiencia.

La cuarta línea de actuación prevé activar los procedimientos judiciales que permitan la entrega a la Audiencia Nacional "de todos aquellos reclamados por la Audiencia Nacional que tengan causas pendientes por delitos que no hayan prescrito relacionados con ETA".

Se trata de un "número importante" de individuos, según Zaragoza, que quizá en estos momentos no pertenecen a los comandos o células de la organización ETA, pero que "tienen reclamaciones por hechos pasados que en algunos casos son muy graves". Entre los países en los que se trataría de localizar a estos individuos, Zaragoza citó Francia, México, Venezuela, Cabo Verde y Uruguay.