Cargando el vídeo....
Publicado 25/01/2006 12:07:51CET

Gustavo Martín Garzo critica el intento de arrastrar a los ciudadanos a una guerra entre comunidades

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo, ganador del Premio Nadal (1999) y Premio Nacional de Narrativa (1994) denunció que lo peor que han hecho los políticos de Castilla y León, en relación al traslado de los papeles del Archivo General de la Guerra Civil ubicado en Salamanca, es convertirlo "en una guerra entre comunidades" en la que pretenden incluir a los ciudadanos. "Me parece una reivindicación --la de la Generalitat- muy sensata a la que se debería de haber hecho caso, por lo tanto lo que me parece peor es que haya trascendido y pretendan implicarnos a todos en una batalla que yo no siento como mía, para mí es como si sucediera entre marcianos. No veo por qué tengo estar metido en una batalla en la que no quiero estar bajo ningún concepto", manifestó en declaraciones a Europa Press Televisión. Garzo opinó que el traslado de los papeles y la decisión de si éste se llevaba a cabo o no se ha conducido "bastante mal", con episodios de vodevil y ha transcurrido de una manera "un poco lamentable" en un ejemplo de cómo los políticos "crean problemas donde no los hay". El escritor estimó que es un fenómeno que se ha convertido en un "disparate", en una guerra entre comunidades y que si los jueces dictaminaran la vuelta de los papeles debería hacérseles caso, "aunque si tanto significan para ellos -los catalanes-" no ve motivo para no atender la petición "aunque fuera en el terreno de la buena voluntad". A su vez constató que existiendo la posibilidad de que las copias microfilmadas de los documentos continúen en Salamanca (a raíz de un convenio de 1982) "la unidad del archivo no queda amenazada en absoluto". Gustavo Martín Garzo añadió también que en esta ocasión la Generalitat tiene "absolutamente todo la razón" y que "no hay que olvidar" que si ciertos papeles sobre la Guerra civil están en Salamanca "es porque han sido producto de un saqueo que el ejército de Franco" realizó en los archivos de la institución catalana. "Como castellano no puedo sentirme orgulloso de tutelar algo que tenga un origen tan turbio", resaltó el literato. En ese sentido sostiene que sería erróneo caer en los estereotipos que lleven a los ciudadanos de unas comunidades a prejuzgar a los de otras. "Hay muchas formas de ser castellano igual que de ser catalán". Garzo considera que los políticos de Castilla y León no han estado a la altura de las circunstancias y le gustaría haber estado representado de forma "generosa, inteligente y amable" por los políticos de su Comunidad. "Éste no ha sido el caso y por lo tanto no puedo decir sino que lo lamento". Sobre la oleada de reclamaciones de diferentes regiones despertada ante la salida de los legajos de la capital salmantina, sostiene que habría que ver cada caso y duda de que tenga sentido "llevar las cosas más lejos".

Vídeos destacados