Actualizado 08/05/2007 21:04 CET

Imaz avisa: de ETA hay que esperar "lo peor"

Cargando el vídeo....

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Tras el atentado de Barajas, la detención hace tres semanas de la nueva estructura del 'comando Donosti' de ETA y la nueva remesa de cartas de extorsión que han recibido los empresarios vascos, para el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, es "evidente" que de cara al futuro y no hay que descartar un nuevo atentado de ETA, ya que de la banda terrorista sólo cabe esperar "lo peor". En cuanto a la "sopa de letras" en la que se ha convertido la participación de Batasuna en las elecciones bajo diferentes siglas, "ASB, ANV o lo que sea", el líder del PNV lamentó que la formación ilegalizada no pueda estar directamente en la cita electoral ya que está convencido de que "se iba a pegar un batacazo".

"ETA rompió el proceso con el atentado de Barajas", volvió a proclamar Imaz durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, en la que también aseguró que con ello la banda terrorista devaluó tanto el concepto de proceso como el de "tregua permanente" y señaló que un nuevo proceso de paz sobre la base del final dialogado requerirá "probablemente el cese definitivo de la violencia".

Pero sus perspectivas de cara al futuro no son muy halagüeñas. "Me temo lo peor", afirmó Imaz que recordó que desde noviembre algunos, como él, vienen alertando ante la posibilidad de que ETA "pudiera iniciar una espiral de violencia". Una alarma que se ha visto refrendada no sólo con el atentado de la T4 de Barajas que causó dos víctimas mortales, sino con las detenciones de etarras en las últimas semanas en posesión de explosivos y con información de posibles objetivos o con la nueva remesa de cartas de extorsión. "Es evidente que cuando uno ve este tipo de cosas es que vamos hacía ahí", apuntó.

En cuanto a los documentos que tenía en su poder Arkaitz Agote Cillero, uno de los presuntos etarras detenidos en la operación que desarticuló el 'comando Donosti', y que según el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno recogían datos sobre las "negociaciones/conversaciones con el Gobierno, el PSOE y el PNV", Imaz aseguró que desde que es presidente "el PNV no se ha reunido con ETA".

En este sentido, señaló que en la resolución aprobada por el Congreso de los Diputados se estableció un marco en el que se diferenciaban dos tipos de conversaciones, por un lado del Gobierno con ETA para alcanzar el fin de la violencia, y por otro la mesa política en la que estarían incluidas "todas las sensibilidades políticas vascas". Reunirse con ETA, apuntó, habría supuesto "legitimarla como interlocutor político" cuando "ETA no representa a nadie".

"Ahora, con Batasuna me he reunido innumerables veces, y no tengo problema en decirlo", afirmó Imaz que volvió a diferenciar "claramente" a ETA de Batasuna y señaló que "no es todo lo mismo". "No hay ciento y pico mil miembros de ETA", proclamó. Preguntado sobre el hecho de que últimamente se haya convertido en el centro de las críticas de ETA y Batasuna, respondió que el PNV es "el espejo de su fracaso" y por eso "aparecemos tanto en sus papeles". "No vamos a admitir que el futuro de Euskadi sea negociado bajo la presión de una pistola", proclamó.

En todo caso, lamentó que Batasuna no pueda presentarse de forma directa a las próximas elecciones autonómicas y forales porque está convencido de que "se hubiera pegado un batacazo electoral", algo que le hubiera gustado ver puesto que supondría "la deslegitimación de este mundo". Imaz, que volvió a mostrar su oposición a la Ley de Partidos -y aprovechó la ocasión para recordarle a Otegi que fue Batasuna al que con su voto en el Parlamento vasco impidió que esta norma se recurriera ante el Tribunal Constitucional-, lamentó que la presencia de la formación ilegalizada se haya convertido en el tema estrella del 27-M.

"Estoy preocupado porque sólo hablamos de ellos", denunció el presidente del PNV, que acto seguido volvió a defender la participación de todas las formaciones en las elecciones porque "la democracia se refuerza incluso con la participación de sus enemigos". Pero además, Imaz señaló que quién ha elaborado las listas de "ASB, ANV o lo que sea" lo ha hecho pensando dónde le interesa presentarse a la izquierda abertzale. "El que ha hecho estos listas sabe donde la interesa medirse", afirmó y puso como ejemplo el Parlamento de Navarra donde Batasuna iba "encaminada a un debate electoral".

Interrogado sobre un posible pacto postelectoral entre el PNV y ANV no cerró la puerta y se limitó a recordar que es una formación legal que en sus estatutos rechaza la violencia y apuesta por procedimientos democráticos. Y puestos a hablar de futuros pactos, Imaz tampoco descartó un futuro pacto con el PP para llevar a Rajoy, con el que dijo que tiene una "buena relación personal", a La Moncloa ya que "nunca diré que no a una política de pactos".

En todo caso, el líder del PNV quiso puntualizar "a día de hoy no se cumplen las condiciones políticas" ya que hay diferencias "notables" con los populares, "Pero, en la vida, a priori, cerrarse a algo porque sí no me parece lo más adecuado", sentenció.