Una manada de vacas artísticas invadirá Madrid en octubre

Actualizado 23/05/2008 15:59:46 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Las calles del distrito de Salamanca de Madrid serán invadidas entre octubre y diciembre por una manada de vacas artísticas, transformadas y excéntricamente vestidas por los más diversos artistas. Bajo el lema 'Por el arte, las buenas causas y la diversión', la iniciativa, que ya ha recorrido 50 países de los cinco continentes, pretende democratizar el arte y destinar los fondos recaudados a fines benéficos.

'CowParade' nació en Zurich en 1988 y desde entonces unas 5.000 vacas han "pastado" en ciudades como Nueva York, Londres, París, Sao Paulo o Tokio y más de 200 millones de personas han disfrutado de una exposición que se ha convertido en el mayor acontecimiento artístico de carácter público del mundo.

"Son vacas porque a nivel emocional la relación del hombre con éstas ha sido muy importante en cuanto que los bóvidos mantienen viva a la familia. Además tiene la forma perfecta, fantástica para ser un soporte artístico", señaló el responsable de organización de 'CowParade Madrid 2008', José Cardoso, en la presentación del acontecimiento en Madrid.

En Madrid pastarán unas 150 vacas, según estima la organización, y el fin será el mismo que en otros destinos: democratizar el arte. 'CowParade' acercará el arte, gratuitamente, a los ciudadanos que no sólo serán espectadores. "Las vacas serán pintadas en Madrid por los madrileños", apuntó Cardoso.

Una vez que empresas patrocinadoras "adopten" a una vaca por 12.000 euros, que permitirá que el evento sea gratuito para los ciudadanos, se animará a cualquier persona a pintar una vaca. Para seleccionar a los artistas, se convocará un concurso al que aquellos creadores, diseñadores o pintores que quieran participar podrán mandar sus candidaturas desde hoy hasta el 4 de julio.

"Todos los interesados pueden presentarse ya que no se busca sólo la técnica artística sino el sentimiento y transmitir la cultura local", señaló Cardoso que en esta línea se refirió a una vaca que pintaron los presos de una cárcel, que vistieron al bovino con un pijama a rayas blancas y negras y lo encerraron entre barrotes. La vaca y la jaula se expusieron en Lisboa.

La invitación al público también consiste en que los ciudadanos podrán contemplar a los artistas en pleno proceso de ejecución de sus vacas durante el mes de septiembre. "El éxito dependerá de la proximidad de las personas" aseguró el responsable de organización.

Una vez lista la manada, que estará compuesta por tantas vacas como marcas dispuestas a patrocinar este acontecimiento, una fiesta de inauguración será la antesala de una noche frenética en la que las vacas serán colocadas en las calles del distrito de Salamanca que amanecerán con un paisaje totalmente diferente al habitual.

La organización no tiene miedo a que las vacas sean víctimas de actos de vandalismo y las esculturas no contarán con más protección que sus 400 kilos de peso. "La mejor forma de seguridad es hacer que la población entienda el valor del proyecto", aseguró Cardoso.

No obstante no se descarta que durante la exposición algunos bovinos sufran lesiones por lo que se habilitará una ambulancia que las trasladará al 'Hospital de vacas' que se instalará en el Hospital Niño Jesús, donde también se harán talleres para los niños enfermos, que se sumarán a los proyectos en colegios que buscarán potenciar en los niños el interés por el arte.

Serán los niños también los que se beneficien de las ganancias de la subasta benéfica en la que se venderán algunas de las vacas. De momento la 'CowParade' ha destinado cerca de 13 millones de euros a causas sociales. "Esperemos que Madrid también haga buenas cifras", comentó el organizador.

Algunas de las vacas expuestas en otras ciudades ya pertenecen a personalidades como Elton John, Nelson Mandela, el Rey de Jordania o el Emperador de Japón. La 'Harry Potter Cow', que estuvo expuesta en la céntrica Leicester Square de Londres, forma ahora parte del jardín de la autora de la saga, JK Rowling.