Actualizado 24/03/2007 16:18 CET

Plataforma por una Vivienda Digna pide incentivos fiscales para favorecer el alquiler y mayor construcción de VPO

Cargando el vídeo....

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Consideran un parche las medidas adoptadas por los ayuntamientos como las hipotecas jóvenes que "mantienen la burbuja inmobiliaria"

Aseguran que "el 33% de la población española de 34 años vive todavía en casa con sus padres"

Medidas para fomentar el alquiler, como incentivos fiscales para arrendador y arrendatario, o que los ayuntamientos inviertan el cien por cien del suelo público para la construcción de vivienda social, son algunas de las acciones que defiende la 'Plataforma por una Vivienda Digna', que se manifiesta hoy en numerosas ciudades españoles para "reclamar un derecho constitucional" como es el acceso a un lugar para vivir.

Para esta plataforma, el acceso a la vivienda, sobre todo en los más jóvenes, es un problema "generalizado" en toda España, si bien se nota más en las grandes ciudades, basado "en el gran distanciamiento que hay entre los salarios, la precariedad laboral que sufrimos, y la escalada de precios tan grande" de la vivienda que, según afirman, está "sobrevalorada".

Ante esta situación, el coordinador de esta plataforma en la Comunitat Valenciana, David Incertis, aboga por medidas que fomenten el alquiler, como "incentivos fiscales tanto para arrendador como para arrendatario", o que se invierta el cien por cien del suelo público del que disponen los ayuntamientos para la construcción de vivienda social.

Incertis defendió, en declaraciones a Europa Press Televisión, la creación de organismos o entidades independientes "que auditen de alguna forma el modo de financiarse de los ayuntamientos" que consideran "parcial y poco transparente".

Para este portavoz el problema del acceso a la vivienda es "más político que de imposición de precios del mercado inmobiliario". En este sentido, comentó que los Ayuntamientos, que "son los que más competencias tienen con respecto a la gestión urbanística o del suelo", están realizando acciones "que parecen parches o que no resuelven el problema". Así, añadió, medidas como hipotecas jóvenes o a muy largo plazo de retorno "más que solucionar el problema, están manteniendo el estado de burbuja inmobiliaria".

Para Incertis, el precio de la vivienda está "inflado" y "sobrevalorado", y los jóvenes no tienen "más opción" que acceder a pisos de protección oficial "que se construyen en cantidades muy pequeñas" o recurrir "a otro tipo de ayudas que vemos ineficaces", como las ayudas a 50 años.

Por otro lado, según datos manejados por la 'Plataforma por una Vivienda Digna', indicó que "el 33 por ciento de la población de 34 años se encuentra aún en casa de sus padres", porcentaje que aumenta "conforme baja la edad". Al respecto, comentó que la gente de esta edad que conoce y que se ha podido independizar ha sido porque tenía domicilios de familiares o "ha podido acceder a esos concursos tan inaccesibles de vpo".

"El resto tiene que buscarse la vida: hay mucho piso compartido y luego viene el tema de pisos patera, sobre todo en inmigrantes, e incluso las camas calientes, que se comparten por turnos", añadió.

Incertis incidió en defender medidas para fomentar el alquiler, como ocurre en otros países. En este sentido, señaló que en Francia también se quejan del alto precio de la vivienda, pero que sí puede acceder a ella. Así, dijo, "se fomenta mucho el cooperativismo entre particulares, que crean cooperativas que gestionan su propio edificio y permite pagar mensualidades entre todos muy asequibles".

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    La Comunitat Valenciana limita las reuniones a dos personas y cierra grandes ciudades los fines de semana

  3. 3

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  4. 4

    Detenido un hombre de 42 años tras atropellar a tres personas y darse a la fuga en Villamediana de Iregua (La Rioja)

  5. 5

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes