Una residencia para animales ofrece habitaciones con aire acondicionado y piscinas para las mascotas

Actualizado 01/08/2007 19:15:23 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cuando llega la época de vacaciones muchas familias no saben qué hacer con sus mascotas si no las pueden llevar con ellos. Por esta razón, la residencia de animales Oasis ofrece la posibilidad de alojarlos en habitaciones climatizadas y dispone de una zona de recreo donde pueden correr y divertirse "a gusto, como en su casa".

En declaraciones a Europa Press Televisión, el propietario de Oasis, Juan Antonio Portillo, explicó que la mayor demanda que reciben en la época estival es para acoger a perros, aunque también cuidan de "gatos y otro tipo de mascotas, como roedores o pájaros". "Todos los veranos en esta fecha tenemos mucha demanda y estamos a tope", aseguró.

Esta residencia, situada a pocos kilómetros de Sevilla, dispone de 130 habitaciones en un recinto cerrado y climatizado y de una zona de recreo dividida en 26 patios de varios tamaños creada para el esparcimiento y disfrute de las mascotas. Allí los perros pueden bañarse en las pequeñas piscinas, correr o jugar con otros perros de similares características bajo "mucha sombra", dadas las altas temperaturas.

Para el propietario de este hotel para animales es muy importante que el cliente "vea dónde va a dejar a su mascota y que se quede tranquilo, que sepa que el sitio reúne todas las condiciones, que está acondicionado y preparado para no llevarse sorpresas".

Oasis desarrolla su funcionamiento según un rutina que se inicia con la revisión diaria de los animales, por parte de una veterinaria, del estado de salud, de la alimentación y del comportamiento durante la noche. Posteriormente, los perros salen a los patios de recreo donde "juegan, se bañan y se relacionan". "A la hora de la siesta vuelven a las habitaciones con el aire acondicionado y por la tarde salen otra vez", señaló.

Los precios para alojar a los animales "rondan entre los 10 y los 14 euros", indicó Portillo e incluyen el alojamiento, el baño, la alimentación, las revisiones diarias y las salidas a zonas de recreo. Además, existen descuentos para estancias prolongadas.

Para llevar a una mascota a esta residencia, los propietarios aconsejan realizar un plan de adaptación "que es conveniente que el cliente lo mire y lo lleve a la práctica". "Cuando los perros llegan no saben si van a volver o cuánto tiempo van a estar", comentó.

Por ello, en su página web ofrecen una serie de consejos para que la adaptación sea lo menos traumática posible y se planifique "con antelación". Asimismo, el cliente debe demostrar que su animal está vacunado mediante la cartilla correspondiente.

Por su parte, el dueño de una perra llamada Luna, Rafael, comentó al recogerla tras 15 días en la residencia que el reencuentro es "fenomenal" y destacó que la perra lo pasa "estupendamente" en este particular hotel porque tiene piscina y agua, "que es lo que le gusta". Para Rafael, quien jugaba con Luna y la abrazaba, la experiencia es "muy buena", ya que permite disfrutar de unos días sin preocuparse de dónde dejar a la mascota.