Actualizado 04/08/2007 16:23 CET

Urkullu insta a acabar "con la imagen no unitaria" del PNV y a afrontar el proceso interno "con responsabilidad"

Cargando el vídeo....

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, realizó hoy un llamamiento a acabar "con la imagen no unitaria" que ha ofrecido en el pasado el PNV y a afrontar el proceso interno "con responsabilidad". "No me cabe ninguna duda de que estamos todos en la misma dirección", aseveró.

En referencia a las declaraciones realizadas el pasado martes por el presidente jeltzale, Josu Jon Imaz, en las que pidió "unidad y cohesión al partido", sin dar "prevalencia" a que "una persona u otra" esté "al timón de la nave", señaló que éste pretendió emplazar a "la responsabilidad" de la formación jeltzale y sus afiliados. En esta línea, manifestó que es "un exceso" que se haga "cualquier otra interpretación", en referencia a quienes han creído que Imaz barajaba la posibilidad de renunciar a su reelección para facilitar un consenso.

En una entrevista concedida a Europa Press, Urkullu señaló que el presidente del EBB, con su artículo 'No imponer, no impedir', no pretendió "marcar el terreno" al lehendakari, Juan José Ibarretxe, sino "poner responsabilidad y serenidad" ante las manifestaciones que realizaban EA y EB. A su juicio, estas dos formaciones cayeron "en la frivolidad" con el tema de la consulta, y rechazó que se pueda preguntar a los vascos sobre "si ETA debe existir o no".

Asimismo, consideró que a Batasuna "se le tenía que caer la cara de vergüenza si quisieran volver a hablar con PNV" después de los contactos de Loiola y, tras apostar por lograr "un acuerdo integrador" entre todos los partidos, no descartó hablar con ANV o EHAK, en lugar de con la formación ilegalizada, por su "falta de autonomía" respecto a ETA.

A su juicio, las palabras del máximo representante jeltzale durante el acto conmemorativo del 112 aniversario del PNV, asegurando que las personas no deben ser "un obstáculo" para la unidad, "son las del líder" del partido, "que siendo consciente de la importancia que juega el PNV en el contexto político", llama a su responsabilidad y a la de sus afiliados. Además, señaló que se trata de un emplazamiento a "un compromiso de liderazgo responsable, también desde el PNV, sean quienes sean las personas que en cada momento estén al frente del PNV".

Tras señalar que la formación debe liderar a la sociedad vasca y que no se debe "despistar en cuestiones internas", eludió "entrar en los juegos personalistas, en estos momentos". Además, precisó que su partido "ha hecho autocrítica" de los resultados electorales del 27 de mayo, y señaló que "uno de los factores de desencanto puntual" puede haber obedecido "a la imagen no unitaria" que hayan podido dar "en los tiempos pasados". "Ese es un análisis que hemos hecho en el PNV y un reto que tenemos y que debe plasmarse en este proceso de Asamblea General que culmina en diciembre de este año", añadió.

Para el portavoz jeltzale, hay "contextos y momentos políticos" que animan a "la responsabilidad", y consideró que el proceso interno se puede desarrollar "por unos cauces absolutamente tranquilos y no tensionados, como los que vivimos hace cuatro años", en referencia a las anteriores elecciones dentro del partido para designar a las Ejecutivas y al presidente del EBB.

En este sentido, precisó que en el PNV van a "pelear, en el mejor sentido de la palabra", por asumir esa responsabilidad, "sabiendo cómo hemos pasado estos últimos cuatro años". Asimismo, dijo que hay que ofrecer, "no sólo a la afiliación, sino a toda la sociedad vasca, en general, un ánimo, una ilusión". "Porque, como PNV todos estamos en la misma dirección y no me cabe ninguna duda de ello", apuntó.

Iñigo Urkullu manifestó que "se hacen muchas leyendas" sobre las supuestas diferencias entre el PNV e Ibarretxe respecto a la consulta, y recordó que este planteamiento está reflejado en sus documentos, al igual que en el programa de Gobierno tripartito, con unos contenidos que incluyen la ausencia de violencia y el diálogo sin exclusiones. "Hoy por hoy, lo que está escrito, escrito está", señaló, aunque sin descartar que se puedan modificar en base a acuerdos si así lo precisa la actual situación.

Sobre al artículo de Imaz de 'No imponer, no impedir', dijo que "es probable que se entendiera que era un artículo que, como PNV, quería marcar el terreno al lehendakari, y no es así, en modo alguno" porque, en su partido se sabe interpretar "la bicefalia".

"Con el lehendakari no hay ninguna diferencia, lo que ocurre es que hemos escuchado voces de dirigentes de EA y EB que nos llevaban a pensar que se estaba cayendo en la frivolidad y en la ligereza en cuanto a conceptos de consulta, de refrendos, planteamientos de qué consultar a la sociedad vasca sin que fueran comunes los de unos líderes y otros", apuntó.

En este sentido, señaló que lo que planteó el PNV fue "hacer un parón" porque no se pueden "aventurar posiciones de unos u otros partidos, sin atenerse a lo que esta escrito y hacerlo a través de los medios de comunicación".

Sobre el hecho de que EA y EB hayan dicho que no tiene por qué haber ausencia de violencia para celebrar la consulta, Urkullu puntualizó que no tiene "muy claro qué es lo que quiere" ninguno de estos partidos y recordó que "se ha llegado a plantear consultar a la sociedad vasca 'si está de acuerdo con que ETA siga existiendo o deje de existir'". "Es una pregunta que está de sobra, ya que la sociedad vasca se ha posicionado de manera absolutamente mayoritaria en contra de la práctica de la violencia con fines políticos", añadió.

Tras no descartar que se pueda celebrar la consulta esta legislatura, señaló que debe alcanzarse "un acuerdo integrador entre las sensibilidades políticas sin exclusiones para el reconocimiento del pueblo vasco como sujeto con una identidad propia, sobre la capacidad de decisión de los vascos, la relación de Euskadi con el Estado español, cómo se garantiza esa relación en base a un pacto bilateral y cómo se lleva eso a un ordenamiento jurídico".

En cuanto a las conversaciones mantenidas a tres bandas por PNV, PSE-EE y Batasuna durante el proceso, afirmó que "a algunos líderes de la formación abertzale se les debería caer la cara de vergüenza si quisieran hablar" con su partido.

A su juicio, siempre pretenden dar la impresión de que "son los demás los responsables de todo, cuando aquí ha quedado demostrado que ha sido Batasuna la que ha sido absolutamente desautorizada cuando en el proceso de conversaciones ETA vino con la imposición que vino", en alusión a la propuesta de un nuevo marco para Euskadi y Navarra a lograr en dos años.

Tras señalar que la formación abertzale "está inmersa en una zozobra absoluta por su falta de personalidad política respecto a una organización terrorista", precisó que PNV aboga por un diálogo sin exclusiones, "pero, para eso, Batasuna tiene que tener autonomía propia".

Por ello, dijo que "quizá sea el momento de intentar explorar la personalidad" de EHAK y ANV, que tienen representación institucional "y han hecho suyos los postulados de Batasuna". En este sentido, señaló que "si no hay un planteamiento claro por parte de ETA en relación con un alto el fuego definitivo", sí lo tendría que hacer "quien pueda estar condicionado por la tutela política de ETA". De otra forma, señaló que ya no sería una "exclusión", sino una "autoexclusión".

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Nuevos datos confirman posible impacto del asteroide Apophis en 2068

  3. 3

    Felipe González señala que el estado de alarma "no es delegable" a las CCAA y alerta sobre una "crisis de gobernanza"

  4. 4

    La historia real tras Gambito de Dama, la serie de ajedrez de Anya Taylor-Joy en Netflix

  5. 5

    Moreno se inclina por el cierre perimetral de Andalucía antes del puente y cambiará el horario del toque de queda