Actualizado 03/07/2007 20:41 CET

Zapatero anuncia una ayuda de 2.500 euros por hijo a todas las familias

Cargando el vídeo....

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que cada familia con residencia legal en España recibirá 2.500 euros por cada nuevo hijo que nazca, así como la universalización de la educación infantil, de los 0 a 3 años.

"Para seguir progresando, España necesita más familias y con más hijos. Y las familias necesitan más apoyo par tener esos niños y más recursos para criarlos. Porque el avance de España es tarea de todos", destacó en su discurso de apertura del Debate sobre el Estado de la Nación.

Este anuncio fue acogido con cierto bullicio desde la bancada 'popular'. "Esperaba que el PP que es un partido que defiende a la familia se sintiera reconfortado por esta medida que supone un gran esfuerzo para las arcas públicas", les espetó Zapatero.

En su intervención, Zapatero realizó un amplio repaso de las medidas impulsadas por su Gobierno en lo que va de legislatura, destacando la "voluntad de ampliar los derechos de los ciudadanos y poner los mejores instrumentos para su protección y tutela efectiva": matrimonio homosexual, reforma de la ley del divorcio, regulación de las adopciones internacionales, reconocimiento de la nacionalidad española de los hijos y nietos de los españoles, la reforma de la Ley del Menor o la Ley de dependencia.

El jefe del Ejecutivo hizo especial mención a la Ley de Igualdad entre hombres y mujeres que, a su modo de ver, "cambiará en profundidad la España del inmediato futuro". Según sus datos, desde la entrada en vigor de la norma, cerca de 50.000 hombres han solicitado un permiso de paternidad.

Llegado a este punto, aprovechó para criticar al Partido Popular, de manera implícita, haciendo referencia al recurso de inconstitucionalidad "presentado a hurtadillas" contra esta norma que, recordó, busca "que nadie sea más que otro por razón de sexo". "No parece muy consistente la pasión por la igualdad entre la derecha" apostilló.

Zapatero añadió que la población ocupada femenina ha superado, "por primera vez y con claridad", los 8 millones y que durante los últimos tres años, cada día se han incorporado al empleo cerca de 1.500.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presumió hoy en su primera intervención en el Debate del estado de la Nación de que a "España le han sentado muy bien estos años". "España es un país más seguro hoy que en 2004 y una colectividad más libre", remarcó.

El jefe del Ejecutivo, que se remitió a su discurso de investidura, realizó un largo balance en el que glosó sus logros y no dudó en señalar que aunque el mérito es "de todos los españoles", su gobierno "también" lo tiene, jactándose del "éxito económico" y llamando a "superponer" la "foto fija" de 2007 a la de 2004.

Zapatero defendió el "proyecto de cambio" con el que se presentó a las elecciones para asegurar que han sido "consecuentes" con los compromisos adquiridos, que la Legislatura está "siendo fértil", que se ha "progresado más" y que los "problemas" que existían y que aún se tienen se encauzan "mejor".

Con estas bases, Zapatero enfatizó que España se ha "engrandecido en estos tres años"; que es "un país más rico"; que en él se "trabaja hoy más que nunca"; que es "un país más digno y decente"; una "colectividad más libre" y también, "un país más seguro hoy que en 2004". "Descienden los delitos y aumenta la eficacia en su persecución, disponemos de más y mejores policías y guardias civiles", expuso.

También identificó a España --palabra que repitió en numerosas ocasiones-- "hoy" con un "país valedor de la paz", que "genera confianza y resulta atractiva desde el exterior". "En definitiva, en este fértil periodo de tres años ha prosperado entre nosotros el bienestar, ha avanzado la libertad, se han ampliado los derechos, se ha fortalecido la cohesión, ha progresado la justicia y se ha impulsado la solidaridad", apuntó.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy, durante el debate del estado de la nación, que será "implacable" con ETA, al tiempo que justificó el diálogo mantenido con la banda como parte de su objetivo de "derrotar" a la organización terrorista.

Quiso dejar claro que ahora "no hay vía alguna para el diálogo" ni "margen alguno para intentarlo", al tiempo que asumía la "responsabilidad" de "cuanto se ha hecho" para lograr el fin de la banda por la vía dialogada. Recordó que ha trabajado sin el apoyo del PP y reclamó "unidad" para acabar con los terroristas.

Zapatero defendió su actuación e iniciativas para conseguir la "disolución de la banda terrorista ETA" tras su declaración de alto el fuego, el pasado mes de marzo. Justificó su intento en que formaba parte de su compromiso de "derrotar" al terrorismo.

Señaló que ese compromiso no es "retórico" como lo demuestra, dijo, el incremento de medios y efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado, la detención continuada de terroristas, la utilización "estricta" de la política penitenciaria y el refuerzo de la cooperación internacional.

"Y a ese compromiso de derrotar al terrorismo responde ¡cómo no!, la decisión de explicar las posibilidades de un final dialogado de la violencia", argumentó.

También apoyó su decisión de aprovechar la oportunidad de "cambiar el rumbo de nuestra historia", en que otros presidentes que le han precedido también lo han intentado, "abriendo conversaciones o procesos de diálogo", aunque reconoció que estos concluyeron "de forma negativa" y recordó también que "esta vía, la del diálogo, está reconocida en todos los pactos "desde hace 20 años".

En esta ocasión, explicó que, dentro de su compromiso con la "defensa de la vida y la libertad de los españoles", el Gobierno ha intentado "el fin dialogado de la violencia" y ha logrado el "periodo de los últimos cuarenta años en que menos atentados se han producido" y en que "menos víctimas mortales" se han padecido.

Durante su discurso recordó que todo los pasos que ha dado, han sido con el apoyo de todas las fuerzas políticas de la Cámara "salvo del Partido Popular", y también con "el apoyo y la ayuda" de distintos gobiernos democráticos". A partir de ahí, reconoció que "la responsabilidad de cuanto se ha hecho" ha sido suya y dijo haberla ejercido con "firmeza y convicción", valorando, en cada momento, "las circunstancias existentes, los riesgos y las oportunidades".

En este sentido, el presidente quiso explicitar que durante este periodo también han estado "plenamente en funcionamiento los ejes fundamentales de la lucha antiterrorista" y citó: la eficacia policial, el "normal funcionamiento de la justicia", la política penitenciaria, cooperación internacional, respeto y reconocimiento de las víctimas.

Zapatero señaló, además, que en su objetivo de buscar el fin de la violencia siempre ha sido explícita su posición en el sentido de no pagar "ningún precio político a cambio de ese final" y reiteró que se ha respetado la ley y la voluntad democrática de los ciudadanos.

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  5. 5

    Detenido en Mijas (Málaga) el sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes, una de ellas su exnovia