Cristina Tarrega de Isabel Pantoja: "No es ni la más grande ni la más pequeña, ni la mejor"

Cristina tarrega e isabel pantoja
CRISTINA TARREGA E ISABEL PANTOJA/
Publicado 23/09/2018 16:44:22CET

   MADRID, 23 Sep. (CHANCE) -

   Isabel Pantoja reaparecía este viernes ante una gran expectación en Valencia, como embajadora de la marca de cosméticos Sesderma. La artífice de este momentazo ha sido Cristina Tarrega, quien la acompaño durante el mediático bolo.

   Atendiendo amablemente a todos sus compañeros, Cristina confesaba como había visto a la tonadillera y las impresiones después de tan esperada vuelta, defendiendo que es única.

   CHANCE: ¿Vuelve a la vida pública?

   Cristina Tarrega: Vuelve a la vida pública y este es el principio, de verdad. Para mí es muy incómodo decíroslo porque debería estar ahí peleando la entrevista con vosotros. Era una negociación difícil sobretodo por estas cosas, yo creo que poco a poco tendremos mucho más de Isabel si todos ponemos más de nuestra parte.

   CH: ¿Por qué han navegado a favor?

   C.T: ¿Por qué ha navegado a favor Agustín? Porque ha sido totalmente determinante en ayudarme en todos los flequitos. Isabel dijo que sí, pero luego había que hablar de muchas más cosas.

CH: ¿Es verdad que el caché se fijó una vez hecha la llamada?

   C.T: Confiad en mi palabra, yo lo geste esto hace más de 10 días, la llamada no sube ni baja el caché, el caché es el saber. Se confirmó cuando se firma y hay una cosa que se llama flecos. Bendita llamada, bendito Sálvame, bendito AR, bendito todo.

   CH: ¿En esos flecos se contempló que la prensa iba a estar que querría que nos atendiera?

   C.T: Cariño, todo lo que hacemos nosotros, nuestro trabajo ayuda a todos y todos nos ayudamos. Esto es un pez que se muerde la cola. Así que creo que debéis disfrutar, pasarlo bien.

CH: Isabel sabe que se sienta Dulce para responderle...

   C.T: Hombre es como si a mí me preguntas si soy rubia de bote, pues no, nací rubia.

   CH: ¿Has podido hablar con ella de este tema?

   C.T: Ese tema yo no lo hablo ni con mi madre, porque se pone mala. No por dulce ni nada sino porque yo creo que el colectivo de las señoras que se dedican a trabajar no están de acuerdo con ese tipo de deslealtad. Es una cuestión mía, porque hay muchas mujeres que han estado en casa de muchas personas y podían haber contado muchas cosas y no lo hacen. Entonces pues bueno... no ha lugar. Hay gente que le gusta que esté Dulce y gente que no le gusta. Somos un país democrático y libre y cada uno elige. A ella evidentemente no le gusta, pero es que a mí, tampoco. Pero no me gustaría que la que esté en tu casa me contara mañana como tu llevas los calzoncillos, si limpios o sucios.

   CH: ¿Está arrepentida de esa llamada?

   C.T: No puedo hablar por boca de ella, pero Isabel es una mujer que hace las cosas porque las hace y las siente. He dicho una cosa, no es ni la más grande ni la más pequeña, ni la mejor, pero es única. Es única y por eso estáis todos aquí y estamos todos.

   CH: ¿Agustín influye mucho en su hermana?

   C.T: Como la mía en mí, la tuya en ti ¿qué tal? ¿no tienes hermanos?

CH: Sí pero no influyen, cada uno nos respetamos...

   C.T: ¿No influyen? Nos has salido rebelde tu ¿eh? nos has salido rebelde porque como te quiere la familia no te quiere nadie.

   CH: La hija dijo en la revista que su madre está muy influenciada quizá por la familia...

   C.T: En todas las familias cuecen habas y en la mía calden habas, os lo digo de verdad. Agustín nada a favor de obra.

   CH: ¿Está revalorizando la hija a la madre?

   C.T: Creo que... no voy a decir lo que dice Jorge Javier de las madres y todo eso que da mucho coraje porque puedes opinar tu que no tienes hijos y puede opinar cualquiera, las madres mientras estén ahí hay que cuidarlas. Con esta edad me he dado cuenta de qué guerra le he dado a mi madre.