La justicia afirma que no hubo malos tratos psicológicos de Carlos Seguí contra Patricia Conde

Actualizado 03/07/2014 8:28:58 CET
Carlos Seguí Patricia Conde
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 3 Jul. (CHANCE) -

   La batalla legal entre Carlos Seguí y Patricia Conde continúa. Ayer se publicaba una información acerca el juicio en el que se decidirá la custodia del pequeño Lucas y en la que se aseguraba que la popular presentadora había obtenido la custodia legal de su hijo. Algo desmentido por fuentes judiciales que aclaran que Patricia Conde tiene la custodia de Lucas de forma provisional hasta que se firme la sentencia de divorcio.

   Ayer mismo la juez resolvía la querella que hace meses interpuso Patricia Conde contra su ex por malos tratos psicológicos. La justicia ha dictaminado que no existe delito de maltrato ni delito de abandono del menos, como no hay delito esta querella se cambia a un juicio de faltas; a no ser que los abogados de la presentadora recurran.

   La resolución llega después de que la juez tomase declaración a Carlos, Patricia y otros testigos. El equipo de psicólogos del juzgado determinó en su informe que lo tenía era ansiedad, algo normal en un divorcio traumático como el que la expareja está viviendo.

   Meses de juicios y de acusaciones que viven su punto más álgido con la nueva demanda que ha interpuesto el empresario a la presentadora por revelación de secretos, con una condena de 2 a 5 años de cárcel. El motivo de esta denuncia es que supuestamente se habría hackeado el correo electrónico del empresario; además de sus cuentas bancarias y de haber accedido a su cuenta de icloud, a través de la cual podría haber visto todas las fotografías de su teléfono móvil.

   Una tensa relación entre Patricia y Carlos que vivirá su punto más álgido cuando se celebre el juicio de su divorcio. El hijo de Patricia y Carlos ha cumplido hace dos meses su primer año de vida, ahora Lucas disfruta quince días con su padre para luego volver con Patricia y pasar el resto del verano. Un verano muy triste para ambas partes que no podrán disfrutar al completo del pequeño Lucas.