Actualizado 31/05/2007 2:00:05 CET

Natalia Millán, tras su triunfo en "Cabaret", vuelve a la tele como pareja de Luis Merlo

LA POPULAR ACTRIZ ES ELSA, UNA ESTRICTA PROFESORA EN LA SERIE "EL INTERNADO", DE ANTENA 3

Natalia Millán vuelve a la pequeña pantalla tras el éxito de taquilla conseguido reencarnando a Liza Minnelli en Cabaret . La actriz consiguió un récord de permanencia en cartel manteniéndose durante casi tres años sobre las tablas con el típico vestido de flecos de moda en los años 20. Un trabajo que le dio una gran satisfacción pero que no le permitía dedicar todo el tiempo que le hubiese gustado a su familia y de manera especial a su hija. A pesar de que el teatro es su gran amor profesional, vuelve a la televisión interpretando a una estricta profesora de historia en el El Internado y esperando tener más tiempo para compartir con su pequeña. En esta nueva ficción de Antena 3 además forma pareja sentimental con Luis Merlo, al que confiesa tenerle un gran cariño ya que tienen una buena relación sostenida a lo largo de los años.

A Natalia Millán, que la conocimos por El Súper en los noventa, le llegó la consagración indiscutible en el mundo televisivo con la popular serie Un paso adelante que ha sido exportada a varios países europeos alcanzando un gran éxito. Además dio vida a la subinspectora Lola Ruiz en Policías: en el corazón de la calle . Retoma su papel como profesora en El Internado , una serie a la que la actriz califica como diferente .

¿Cómo es Elsa, tu personaje en El Internado ?

Es la profesora de historia y jefa de estudios, la novia de Héctor que es el director (Luis Merlo). Es una mujer muy recta, muy preocupada por las normas y muy perfeccionista. Tiene muchas ganas de consolidar su relación con Héctor. Surgirán problemas porque bajo esa apariencia de corrección y perfección, hay algo oscuro que no se desvela hasta más adelante. Su relación con los chicos del internado es buena aunque no es una profesora de las que se ganan a los alumnos porque es dura y por eso la relación con ellos es tensa. Todo lo contrario a la relación que tiene Héctor con los chicos, que es muy cordial. Elsa es la profesora hueso.

¿Tiene algo que ver contigo o todo lo contrario?

No, yo no puedo decir que sea una persona especialmente estricta. Sí me gustan las normas pero también me gusta saltármelas cuando es conveniente. No tiene mucho que ver.

¿Qué es lo que te ha resultado más difícil de este personaje?

No te puedo destacar algo así en concreto. Quizá me cueste un poco más de trabajo que sea tan estricta y que no tenga una pedagogía un poco más próxima a los alumnos. Yo como madre creo que hay que intentar acercarse un poco. Siempre mantener el sitio que te corresponde, que en este caso es de profesora, pero sí intentar que haya una pedagogía un poco más cercana a los chicos. Ella mantiene mucho las distancias.

¿Qué es lo que más te llamó la atención de la serie para aceptar este papel?

Es una serie diferente de lo que normalmente vemos, porque parece que siempre se repiten los mismos moldes, y creo que la mezcla de varios factores puede resultar muy atractiva. La serie tiene como tres pilares fundamentales: por una parte tiene un contenido melodramático claro, tiene también humor y una parte de misterio. Puede resultar un cóctel interesante para la audiencia.

¿Cómo está siendo el trabajo con el resto de actores? ¿Conocías ya a alguno?

El trabajo y la relación con ellos va muy bien. Conozco bastante a Luis desde hace muchos años y nos queremos mucho, o yo por lo menos le quiero mucho. Es un gustazo trabajar con él primero porque es un gran amigo y segundo porque es un grandísimo actor y eso va a hacer mucho más fácil las cosas. Del resto de los actores puedo decir que están muy bien escogidos. Son una gente muy joven pero fantástica. Muy buenos actores.

Tras el triunfo de Cabaret , ¿no cuesta empezar de cero?

Es que esa es la esencia de nuestro trabajo y de nuestro oficio. Siempre estamos empezando de nuevo. Lo que es curioso es hacer tres años el mismo trabajo. Lo otro forma parte de lo que has escogido y es que nunca sabes lo que va a pasar.

En la última época te hemos visto ligada a papeles relacionados con el musical, como es el caso de Cabaret , ¿crees que de esa obra tuvo culpa Un paso adelante ?

No quiero hacer la cuenta, pero creo que llevo más de veinte años trabajando y estas dos cosas han sido en los últimos años. Yo he elegido mis papeles y me apetecía hacer musical.

¿Te apetecía volver a la televisión después del teatro?

Pues sí, la verdad es que me apetecía por el tema de la conciliación familiar de la que tanto se habla. Me hacía mucha falta.

¿En ese sentido es más sacrificado el teatro?

Claro, ese es el problema. Mi gran amor profesional es el teatro pero evidentemente con familia es complicado porque los horarios son contrapuestos. Yo tengo claro lo que está primero.

¿Crees que tu hija puede seguir tus pasos? ¿Le atrae?

No lo sé. De todos modos, no me gusta mucho hablar de mi familia y de mi vida.