Actualizado 19/04/2007 20:55 CET

"La que se avecina", la nueva versión de "Aquí no hay quien viva", inicia su esperadísima emisión en televisión

LA NUEVA SITCOM SE HA CONVERTIDO EN EL RELEVO DE LUJO DE LA SERIE "AÍDA", OCUPANDO SU LUGAR LOS DOMINGOS POR LA NOCHE

Después del éxito televisivo de la serie de Telecinco Aída le toca el turno a otra comedia: La que se avecina , la nueva versión de Aquí no hay quien viva que emitirá su primer capítulo el próximo domingo 22 de abril a las 23:00 horas, aunque en sucesivas ocasiones será a las 22:00 horas. Los guiones de la nueva y alocada vecindad muestran situaciones divertidas y disparatadas, pero ajustadas a todo lo que ocurre en el mundo de la construcción y todo lo que envuelve a estos asuntos, como son las hipotecas.

Para Alberto Caballero, creador y guionista de la nueva sitcom, lo más difícil ha sido la adaptación de una serie de personajes a la situación actual de la vivienda. Una serie de setenta minutos con veinticinco personajes es complicado . Lo cierto es que los personajes son todo un acierto: peculiares, atípicos y variopintos. Así son los residentes y empleados de Mirador de Montepinar , un complejo residencial de nueva planta situado en la periferia de una gran ciudad. Entre sus paredes de ladrillo podemos encontrar una familia caótica, una pareja de recién casados, una Bridget Jones a la española, el pesado oficial del vecindario, dos prejubilados, dos okupas, un matrimonio con niños...

La escena se situa en un inmueble situado en la periferia de una gran ciudad. Consta de un total de diez viviendas y de un local comercial en el que se ha abierto una peluquería. Sus residentes conformarán un singular y heterogéneo grupo interpretado por los actores Adriá Collado, Eva Isanta, Beatriz Carvajal, Malena Alterio, José Luis Gil, Isabel Ordaz, Emma Penella, Mariví Bilbao. Los últimos nombres en sumarse al elenco son Nathalie Seseña, Antonio Pangudo, macarena Gómez, Luis Miguel Seguí, Jordi Sánchez y Fabio Arcidiácono.

Los guiones tratan el boom inmobiliario que acecha hoy día, la dificultad de acceso a una vivienda para los jóvenes, y la polémica que suscitan las inesperadas y sorprendentes calidades en materiales y acabados de los edificios de nueva planta. Todo ello mezclado con las adecuadas dosis de humor y comicidad a las que nos tienen acostumbrados los hermanos Laura y Alberto Caballero. Según Alberto, el guión está inspirado en la realidad. Ésta sigue siendo una comedia coral, aunque en este caso nos vamos a centrar más en la historia personal de cada personaje .

La que se avecina relata las situaciones habituales que se viven en cualquier comunidad de vecinos, tales como los problemas de convivencia, los odios, los afectos y los cotilleos. También denunciará los problemas típicos de una urbanización de nueva creación, como la mala calidad de los amteriales y acabados de las viviendas y la complejidad del ámbito inmobiliario.

Se estima que la primera temporada, que constará de trece capítulos y que se comenzó a grabar el pasado 14 de febrero, se empiece a emitir en la cadena privada a partir del mes de abril.

Personajes piso a piso

En el ático A viven dos hermanos, uno es un triunfador y el otro un perdedor. Sergio Arias (Adriá Collado) es un hombre egocéntrico e inmaduro pero con gran éxito en la vida gracias al papel de galán que interpreta en la telenovela del momento. Su hermano Joaquín (Guillermo Ortega) es un joven inseguro, obsesivo y mileurista. Trabaja como vendedor de pisos del edificio.

En el ático B se encuentran Javi Maroto (Antonio Pagudo) y Lola Trujillo (Macarena Gómez), una pareja de recién casados que descubren por sorpresa las dificultades de la emancipación. Javi, organizado y responsable, asume la presidencia de la comunidad tras ser elegido por sorteo. Lola, por su parte, es una mujer caótica y contradictoria.

Bajando las escaleras, en el 2ºA, reside el matrimonio formado por Amador Rivas (Pablo Chiapella) y Maite Figueroa (Eva Isanta), padres de tres hijos de entre dos y cinco años.

En el 2ºB, los esposos Goya Gutiérrez (Beatriz Carvajal) y Vicente Maroto (Ricardo Arroyo), padres de Javi, son dos prejubilados que se mudan a un apartamento tras vender su piso del centro.

En el 2ºC habita un personaje misterioso que reside en la finca y que nadie ha llegado a ver todavía.

Tras ser abandonados por sus parejas, Cris y Silvio viven de alquiler en el 1ºA. Su situación económica está marcada por la precariedad y ambos se apoyan mutuamente para sobrellevar sus desgracias sentimentales. Al igual que Bridget Jones, Cristina Aguilera (así se llama el personaje de Malena Alterio) es una mujer neurótica y escéptica a quien todo le sale mal. Su compañero de piso, Silvio Ramírez (Roberto San Martín), es un joven idealista y soñador, o al menos eso es lo que dice él de sí mismo.

El 1ºB es el piso de Leo (Luis Miguel Seguí), el considerado oficialemente como el pesado del edificio. Su gran defecto es la incontinencia verbal.

El 1ºC corresponde a los Recio, un matrimonio paranoico, clasista y conservador. Antonio (Jordi Sánchez) es un hombre amargado, impaciente y preocupado por los asuntos comunitarios. Su esposa Berta (Nathalie Seseña) es una mujer carente de sentido del humor y muy rencorosa.

En el bajo B reside el clan familiar integrado por Enrique (José Luis Gil), su esposa Araceli (Isabel Ordaz), su suegra Doña Charo (Emma Penella), y Fran (Edu García) el problemático hijo adolescente.

El piso piloto se encuentra en el bajo A. Piso que Izaskun (Mariví Bilbao) y Mari Tere (Gemma Cuervo) tienen okupado.

A parte de los habitantes de estos pisos, un abanico de personajes inundan los alrededores de la finca: Máximo el conjerje (Eduardo Gómez); Coque (Nacho Guerreros) el preso convicto que trabaja de jardinero; Eric (Elio González) y Raquel (Vanesa Romero) son los representantes de la empresa constructora, el peluquero gay Fabio (Fabio Arcidiácono); y Sandra (Sofía Nieto), la becaria peluquera.