Actualizado 10/04/2007 21:20 CET

Blanca Martínez de Irujo y Francisco Rivera se meten de lleno en la Semana Santa de Sevilla

MADRID, (EUROPA PRESS)

Blanca Martínez de Irujo ovacionó a la Hermandad de Triana en Sevilla cuando el paso discurrió por debajo de su balcón. Francisco Rivera, que participaba como costalero, después de encerrar a su cristo, llego al domicilio en el que se encontraba su novia y nos confesó que participar en la procesión "no se puede explicar".

Con cara de cansancio, después de estar toda la noche portando el paso del Cristo de Triana, Fran se dirigió donde se encontraba su novia y la llamó para que bajara a abrirle la puerta. Durante la espera, el diestro, que estaba rodeado de gente pidiéndole fotos y recibiendo besos y abrazos de la gente que pasaba por la calle, no quiso responder a los medios sobre la ausencia de su hermano Kiko.