Actualizado 12/06/2007 18:30 CET

"Il Tutore Burlato", partitura recuperada de Martín y Soler, llega al Real dirigida por Ignacio García y Lorenzo Ramos

La partitura recuperada de 'Il Tutore Burlato' de Vicente Martín y Soler llega el próximo jueves al Teatro Real de Madrid en una nueva producción del coliseo dirigida escénicamente por Ignacio García y musicalmente por Lorenzo Ramos y de la que se ofrecerán cuatro únicas funciones.

A ellas se suman las seis que se representaron de este mismo montaje a principios del otoño pasado en la Universidad Carlos III de Leganés y en el que ha participado la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Así lo recordó hoy Antonio Moral, director artístico del Teatro Real, quien calificó esta obra de "chispeante, bien montada y cantada" a la vez que advirtió que si bien no es un espectáculo para niños sí lo es para un público joven que quiera empezar a conocer y amar la lírica.

El elenco artístico está configurado por un nutrido conjunto de jóvenes artistas. Lo componen Maite Alberola, Susana Cordón, Xavier Mendoza, Juan Antonio Sanabria, Beatriz Díaz, David Ruibera, Federico Gallar, José Ferrero, Javier Galán, Marc Canturri y Gerardo López.

PRIMERA OPERA DE MARTIN Y SOLER

Lorenzo Ramos dirige a la Orquesta-Escuela de la Sinfónica de Madrid que, en su opinión, ha realizado un trabajo excepcional teniendo en cuenta que "se trata de una música difícil de ejecutar en ciertos momentos". "Es la primera ópera que se conserva de Martín y Soler y que se estrenó en 1775 en el Coliseo de La Granja de San Ildefonso. En ella está presente Mozart, que le admiró profundamente, aunque él aún no le conociera", añadió Ramos.

En opinión de este joven director musical, que resaltó el hecho de que esta producción esté formada por un elenco enteramente español, "España está ganando un terreno fundamental para la lírica no sólo dentro sino fuera de España". Lorenzo Ramos insistió en la importancia de seguir recuperando partituras de compositores españoles (el ICCMU-Instituto de Ciencias Musicales edita una media de 20 cada año) que pondrán en su sitio a compositores como Martín y Soler, que compuso también una veintena de óperas y nueve ballets y fue, sin duda, "el más internacional de todos los músicos españoles", dijo Antonio Moral.

MODERNIDAD CLÁSICA

Por su parte, Ignacio García elogió el "elenco magnífico" y el "alto nivel" de esta producción con una obra que "reivindica los valores musicales de aquel momento y que fue injustamente considerada".

"Es una ópera que trata de jóvenes que viven la vida y quieren decidir qué hacer con ella", explicó. "El tutor simboliza aquí la autoridad y Violante, la protagonista, es un personaje esencial capaz de decir en pleno siglo XVIII ¡Viva la libertad y viva la paz!", resaltó el director de escena. A pesar de todo, García señaló que no se trata de una obra ideológica sino que se parece más bien a una "comedia de enredo, a un vodevil".

Respecto a la puesta en escena, dijo que ha pretendido que sea una "modernidad clásica". "Soy joven pero no un moderno al uso. Por eso aquí el entorno es el siglo XVIII. He intentado que sea un homenaje neoclásico a los grandes de la escena como Giorgio Strehler. La historia es una viaje de la razón a la emoción y eso es en lo que se basa esta puesta en escena que pretende también recordar la maquinaria teatral del siglo en el que se estrenó", afirmó.

Ignacio García, que se mostró partidario de que los más jóvenes se acerquen a la ópera "desde el divertimento", reivindicó finalmente un lugar desde el que los artistas puedan "pelear" y mostrar su trabajo y, en este sentido, agradeció al coliseo madrileño la oportunidad que ahora les brinda.