Actualizado 10/03/2007 13:00 CET

José Ortega Cano vuelve a los ruedos con el recuerdo de Rocío Jurado muy presente

MADRID (EUROPA PRESS)

Tras dos años alejado de los ruedos, José Ortega Cano reapareció el pasado 4 de marzo en Olivenza (Badajoz). El torero ha vuelto a vestirse de luces porque, según ha declarado, se lo piden el cuerpo y el alma y es lo único que puede salvarle de la soledad, tan presente en su rutina desde que murió Rocío Jurado. Como había anunciado, Ortega salió a la arena vestido de luto y brindó el primer toro a la cantante, a la que le dijo mirando al cielo: "Rocío, amor mío, échame una manita". Y parece que así fue, puesto ya que el diestro cortó una oreja ante la atenta mirada de sus amigos y familiares, entre los que se encontraban Amador Mohedano y su esposa, Rosa Benito. Desde el tendido, vieron cómo el diestro se quitaba las manoletinas para no hundirse en el barro y triunfar de nuevo en la plaza.

Esta semana está de actualidad otro torero, Jesulín de Ubrique, quien se ha convertido en padre por tercera vez. Acompañado de su hija pequeña, Julia, las cámaras pudieron captar la llegada del gaditano al hospital donde dio a luz María José Campanario para visitar a la feliz mamá y al niño. A la salida, Jesús contó a los periodistas que el bebé había pesado 3,580 kilos y que medía 50 centímetros, además de mostrar su alegría por el nacimiento de su primer hijo varón, que se llamará como él. Ayer, viernes, María José y el bebé abandonaron la clínica acompañados del diestro. Rodeada de decenas de personas, la alicantina, muy guapa, maquillada y con un vestido estampado, no pudo ocultar su emoción mientras mostraba a los fotógrafos al pequeño Jesús, muy tranquilo en todo momento.

Sin embargo, este no es el único bebé de famoso que ha nacido en los últimos días. Un mes antes de lo previsto, Lara Dibildos ha dado a luz a Álvaro, fruto de su relación de dos años con el jinete Álvaro Muñoz Escassi. Aunque todavía no hemos podido ver su carita, la orgullosa abuela, Laura Valenzuela, ha señalado que tanto el bebé como la madre se encuentran bien. Y como no hay dos sin tres, esta semana también se ha conocido la noticia del nacimiento de la primogénita de Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas. De hecho, fue el hijo de Carmen Martínez Bordiú quien anunció el feliz acontecimiento a través de un comunicado, en el que explicaba que el parto había sido por cesárea.

En la crónica internacional, la boda de Liz Hurley y Arun Nayar acapara las portadas del corazón. La actriz británica y el empresario indio se casaron el pasado sábado en el castillo de Sudeley, en Gloucestershire, propiedad de un amigo íntimo de la novia. Vestida con un Versace blanco con una gran cola de plumas y rodeada de más de trescientos invitados, Liz caminó hacia el altar acompañada de Elton John y dio el "sí, quiero" a Arun, con el que salía desde hacía más de cinco años. Tras la ceremonia religiosa, la pareja se dirigió a la carpa donde se celebró el banquete, en el que quisieron obsequiar a sus invitados con un cortometraje que narraba su historia de amor. Un enlace de cine que tiene segunda parte, ya que la pareja celebró ayer otra boda por todo lo alto en la India, cuyas fotos aparecerán publicadas en una revista la próxima semana.

Alexandra de Dinamarca protagoniza el otro enlace sonado de la semana, y seguramente de este año 2007. A pesar de su discreción y la de su pareja, Martin Jorgensen, la boda no ha podido pasar desapercibida, ya que Alexandra ha renunciado a su título de princesa para casarse con un fotógrafo trece años menor que ella. La ceremonia tuvo lugar el 3 de marzo en la iglesia de Oster Egede Kirke, en la localidad danesa de Fakse. Al salir hacia el templo, Alexandra posó para los medios con sus dos hijos, dejando ver así su radiante sonrisa y el diseño que eligió para tan especial ocasión, un vestido en color champán con pedrería y una larga cola. Tras pasar por el altar, la novia posó de nuevo con los niños, ahora acompañada de su esposo, quien no dudó en besar a su mujer y repetir después ante la petición de los fotógrafos.