Actualizado 08/12/2007 19:31 CET

Madonna lleva sus disputas vecinales ante los tribunales

NUEVA YORK (OTR/PRESS)

Madonna quiere comprar una nueva vivienda. Concretamente, se trata de la de un vecino del lujoso apartamento en el que reside en Nueva York, con vistas a Central Park. Sin embargo, más que tratarse de una de las múltiples adquisiciones que se puede permitir la cantante, significa un nuevo quebradero de cabeza para Madonna, ya que no pudo realizar la compra por lo que considera impedimentos inapropiados de los administradores del edificio.

Por este motivo, la intérprete de 'Frozen', quien ya cuenta con un amplio apartamento en el edificio, ha recurrido a la justicia para que medie en el asunto. De esta forma, no sólo pretende conseguir el apartamento en el séptimo piso del número 1 de la calle West 64, en el Upper West Side, sino que también aspira al reembolso de los gastos derivados del abogado, según un documento presentado el miércoles ante la Corte Suprema de Manhattan.

La empresa Midboro Management Inc., administradora del edificio, no realizó comentario alguno sobre la disputa, así como el presidente de la junta administrativa, que tampoco quiso dar la cara por un conflicto que no es novedad para la cantante. Y es que Madonna, de 49 años, se mudó al polémico edificio después de haber sido rechazada en 1985 por la administración del elegante complejo de apartamentos San Remo, en el cual reside actualmente Bono, cantante del grupo irlandés U2.