Mónica López, la nueva "chica del tiempo"

Actualizado 17/07/2008 2:06:21 CET
- EP

"ESTOY ACOSTUMBRÁNDOME A MADRID, ME ENCANTA, PERO CUESTA DEJAR ATRÁS TODO LO QUE CONOCES. DA SENSACIÓN DE VÉRTIGO"

La nueva cara que pronosticará el tiempo del país sustituyendo al mítico José Antonio Maldonado se llama Mónica López, es catalana y ha trabajado durante siete años en la cadena TV-3, por lo que cuenta con una dilatada experiencia en el mundo televisivo. A pesar de que el veterano presentador al que toma el relevo le ha dejado el listón muy alto, esta joven física entra con ganas en el medio estatal para aportar nuevas maneras de presentar a los espectadores una ciencia tan complicada como es la meteorología. El estilo de Mónica es, según ella, un estilo didáctico, de enseñar el porqué de las cosas . Soy incapaz de contestarte sólo que sí si me preguntas cuál va a ser el tiempo en Galicia. Te diré sí porque viene un frente, porque vienen nubes bajas o por lo que sea. , comentó la joven, que se incorporará al espacio del tiempo el próximo mes de septiembre.

-¿Qué línea vas a seguir ahora?

-Mi intención es continuar con la línea que se ha seguido siempre. De donde vengo es lo mismo, la meteorología es meteorología, y los presentadores somos meteorólogos. Queremos aportar cosas, como cambiar la tecnología, ver las isobaras en movimiento o los mapas de precipitación. Intentaremos ver cosas que pueden ser muy interesantes. Para mí esto ha sido un salto profesional, el estar en TV3 a Televisión Española.

-¿Cuál es tu estilo para contar el tiempo?

-Yo cuando era pequeña quería ser seño , y les enseñaba matemáticas a mis muñecas. Mis muñecas son las más listas de toda España (risas). Yo creo que mi estilo es ése: veréis a alguien a quien le encanta explicar el tiempo, y explicar porqué. Soy incapaz de contestarte sólo que sí si me preguntas cuál va a ser el tiempo en Galicia. Te diré sí porque viene un frente, porque vienen nubes bajas o por lo que sea. Es un estilo didáctico, de enseñar el porqué de las cosas. Creo que me caracteriza que soy yo misma, una persona sencilla, me gusta reírme, y si me equivoco me corrijo.

-¿Crees que en otros medios se toman el tiempo de una manera menos seria, como un espacio de entretenimiento?

-Son estilos distintos, cada uno opta por lo que considera mejor o vende mejor. Yo soy física, vengo de formación de ciencias y a mí lo que me gusta de la meteorología es que se ve con los ojos. Eso es muy interesante, y a la gente en su casa le gusta saber cositas de ciencia, si te lo explican de forma sencilla. Prefiero prescindir de bromas y usar un lenguaje cercano, no para divertir sino para entretener con ciencia.

-Hay una nueva generación de jóvenes que no tienen esa formación científica, ¿qué opinas de que ellos ocupen el lugar de los hombres del tiempo?

-Eso es algo difícil de explicar, porque detrás de una información de ese tipo hay un meteorólogo. Hay sitios en los que quien sale en pantalla no ha elaborado esa información. Es una forma de comunicar distinta. A veces, si a un periodista le explicas algo, también lo puede trasladar, y hay gente que sabe mucho de ciencia pero no sabe comunicarlo. Yo creo que en ese sentido, depende de a quién te encuentres. Nosotros vamos a ser un equipo perfecto, ya que lo que le pueda faltar a uno, lo tendrá el otro.

-¿Qué tipo de noticias nuevas vais a incorporar?

-Por ejemplo, a veces cuando hay un huracán, si aún no ha hecho daño no entra dentro de un telenoticias porque no tiene suficiente importancia, pero tiene su fuerza visual el ver imágenes satélite de un huracán. A mí me gusta seguir toda la información de la temporada de huracanes e ir informando, porque igual tienes a tus hijos de vacaciones en Cuba, se acerca un huracán y hasta que no pasa algo no se tiene información. Por eso se puede incorporar al espacio del tiempo.

-¿Has recibido algún consejo de Maldonado para afrontar esta nueva etapa?

-Yo creo que el consejo, o lo que intenta transmitir es seguir en la línea de información meteorológica rigurosa, aunque de donde yo vengo es así, no hacemos un show, ni chascarrillos. Me está enseñando todo, porque esta casa es muy grande y me está enseñando a verla.

-¿Te ha costado mucho dejar tu tierra y acostumbrarte a Madrid?

-Me estoy acostumbrando, pero Madrid me encanta. Sí que te cuesta dejar atrás todo lo que conoces, da sensación de vértigo. Es estar siempre a examen, de hecho, hasta hace dos días todavía tenía pesadillas con que no había acabado la carrera, y eso que la terminé hace 11 años. Este es un nuevo examen, y además de los grandes, por la cadena, y por su público potencial enorme. Estoy acostumbrada a un público menos numeroso. Pero me apetece el cambio, me apetece vivir aquí, aunque de momento no tengo piso... Estuve haciendo turismo guiri en el retiro con la barquita, tomando el sol, y hacía un tiempo maravilloso...

-¿Vas a empezar desde ya mismo a trabajar?

-Sí, haré un par de semana de vacaciones, ¡más que nada para no volverme loca! Pero estamos trabajando con los nuevos decorados y las infografías. Vamos a intentar hacer cambios paulatinos. En septiembre tendremos decorados nuevos, intentaremos darle un ojo a los mapas y practicar nosotros en este espacio físico que tenemos.

-¿Por qué te gusta ser meteoróloga?

-Porque es la ciencia que se ve más con los ojos, esa es su gracia. Ves que llueve, la nieve... Si encima sabes porqué, es la bomba...

-¿Seguirías el camino de algunos de tus compañeros que han comenzado a presentar "realities"?

-No, no creo que valiera, en bikini pierdo mucho. Presenté unas campanadas, pero no tenía mucha complicación, y me lo pasé genial.

-¿Qué estación prefieres?

-Las estaciones más interesantes son las de cambio, que son otoño y primavera. A nivel personal, mi estación preferida es la primavera, porque el frío no me apasiona demasiado. Es como volver a nacer. Soy una persona muy animal, en invierno hago lo que hacen los osos, salgo menos a la calle. Y en primavera me pongo las pilas.

-¿Qué te dicen cuando fallas tus pronósticos?

-Mucha gente te recuerda cuando fallas una predicción, pero no cuando aciertas. Tienen una memoria muy selectiva, y se acuerdan del error. Si te vas a la calle con el paraguas porque yo he dicho que va a llover, cargas todo el día con el paraguas y luego resulta que no llueve, te acuerdas al final del día, de mí, de mi madre... de toda mi familia.

-¿Por qué se equivoca un meteorólogo?

-Porque la meteorología es previsión de futuro y no es una ciencia exacta. La naturaleza es algo caótico, compuesto por muchas cosas, todo está interconectado. Nosotros intentamos ver cómo se comporta normalmente la atmósfera, hay veces que una borrasca se coloca 50 kilómetros más abajo de lo previsto y el tiempo cambia radicalmente.

-¿Te cambia el humor según el tiempo?

-No especialmente, sólo que me molesta los días que son especialmente luminosos.

-¿Qué podemos hacer contra el cambio climático?

-Cualquier cosa que te suponga ahorrar dinero es luchar contra el cambio climático. Ahorrar en electricidad, en agua, en gas... Todo eso supone un descenso de CO2 en la atmósfera. Reciclar también es muy importante para combatirlo.

-¿Por qué hay tantas mujeres en el mundo de la meteorología?

No sé, la verdad es que en general sí que hay más hombres y aquí la mayoría somos mujeres, pero creo que es casualidad. Tendré que preguntarle a José Antonio Maldonado a ver a qué se debe...