Pitingo, la gran revelación del nuevo flamenco

Actualizado 15/07/2008 13:34:54 CET
Pitingo.
EP

"ESTOY MUY CONTENTO POR HABER COMPARTIDO ESCENARIO CON MARC ANTHONY"

Hace unos meses que irrumpió en el panorama musical como la gran revelación del nuevo flamenco, pero ya se ha convertido en una gran estrella. Aunque no es muy querido por los que defienden el flamenco más puro, Pitingo se ha sabido meter en el bolsillo al resto de público, incluyendo a aquellos a los que el género más arraigado de nuestra cultura le era indiferente.

Una mezcla que ha llegado a muchos entre los que destacan grandes estrellas internacionales de la música. Ése es el caso del cantante Marc Anthony, el cual quedó entusiasmado cuando el mismísimo Alejandro Sanz le mostró Soulería . Fue entonces cuando el marido de Jennifer Lopez quiso que el de Ayamonte participase junto a él en sus conciertos por nuestro país. Un éxito más para el onubense que ya piensa en grabar su tercer disco en tierras americanas.

Gitano de raza, Antonio Álvarez presume de su familia, humilde y llena de grandes artistas. Ahora, por él y por los suyos, triunfa en cualquier escenario en el que se sube con su arte, y se enorgullece de saber que él representa a toda esa gran estirpe de cantaores que no tuvieron la suerte de triunfar.

Entre gala y gala, hemos tenido la oportunidad de hablar con él y poder así conocer más sobre la persona que se esconde tras el artista de moda, dentro y fuera de nuestras fronteras: Pitingo.

- Muchos meses en los primeros puestos de la lista de ventas. Ya no hablamos de una nueva promesa sino de un éxito rotundo.

- (Sonríe) Sí. Hemos conseguido hacer algo diferente en la música, que a estas alturas es difícil.

- ¿Ése ha sido el ingrediente para conseguir todo esto?

- Sí, pero sobre todo por un trabajo constante. Y lo más importante: ser tú mismo en el escenario.

- Antonio, ¿cómo lo llevas tu?

- Bien. Lo peor de todo esto pueden ser lo viajes y las pruebas, pero cuando escuchas los aplausos... te olvidas de todo y recibes el mejor premio.

- ¿Y la popularidad...?

- Muy bien. Tampoco se me reconoce mucho por la calle, también depende de las zonas. Si voy por el centro de Madrid sí me paran mucho y en muchas ciudades de Andalucía también. Yo lo llevo muy bien.

- De repente todo cambia en tu vida: te paran por la calle, no paras de viajar, te subes a un escenario con Marc Anthony...

(Ríe) Todavía no me lo creo. Estoy muy contento por haber compartido escenario con un artista como él. Es un cantante que me gusta mucho.

- Ahora los grandes de la música se pelean por colaborar contigo.

- (Ríe) Me da muchísima alegría que quiera colaborar conmigo...

- ¿Cómo surgió el que cantases con Marc en sus conciertos?

- Él me conoció a través de Alejandro Sanz, que le habló de mi, y Marc llamó a mi representante para colaborar en el concierto porque había escuchado Souleria . Es un orgullo el que habiendo tantos grandes artistas en España me haya llamado a mi (sonríe).

- ¿Y tu familia cómo está viviendo todo esto?

- Mi gente está emocionada. Son gente muy humilde que están disfrutando mucho. Para mi es una alegría esto porque mi familia está llena de artistas que no han tenido suerte, ellos lo ven como que alguien de la familia, por fin, ha podido despuntar.

- Pitingo se diferencia del resto de artistas por mezclar el flamenco y el soul. ¿Tuviste miedo por las críticas de los puristas del flamenco?

- Al principio sí. Yo era el ojito derecho de los puristas hasta hace tres años porque yo hacía el flamenco clásico. Tenía unas críticas buenísimas pero ellos no sabían que yo llevaba muchos años cantando en un coro de gospel; eso lo tenía ahí y no sabía cuando sacarlo. Me tiré a la piscina, y me podría empapar aún más... Esos que antes me alababan ahora ahora me ponen verde...

- ¿Te afectan ésas críticas?

- No. Hace unos días estuve en un programa de radio y la primera fila estaba llena de críticos de flamenco puro. Les miraba y me entraba la risa... (ríe) No hay que hacerles caso, les respeto pero para mi ellos no saben de flamenco. El que sabe de flamenco es porque se ha criado con ello. Yo me he criado con mi abuela que me explicaba y me cantaba el flamenco puro de verdad.

- ¿Eso te molesta?

- Un poco. Yo he mamao el flamenco desde que nací y vengo de una de las familias más flamencas de Andalucía. Pero por eso mismo no les hago mucho caso. Ellos tienen más errores de los que dicen que tengo yo. Para mi lo importante es que el público se pone en pie cuando canto.

- Junto a ti en este proyecto están los hermanos Carmona, los primeros en fusionar el flamenco en este país. ¿Qué significan ellos para ti?

- Ellos han significado mucho para mi, han sido los que siempre creyeron en esto y han estado a mi lado en todo momento.

- Normalmente cuando se innova, como es tu caso, comienzan a salir imitadores...

- Sí (sonríe), ya los tengo. Me gusta escucharlos.

"MI MUJER NO LLEVA MUY BIEN EL TEMA DE LAS SEGUIDORAS"

- ¿Quién hay detrás de Pitingo?

- Antonio. Una persona normal. Me he criado como un gitanillo muy travieso (ríe). Vengo de una familia de artistas y marineros, muy humildes. Y me encanta estar con mi gente siempre, si no les veo me entra ansiedad. Les necesito siempre a mi lado.

- Son muchos viajes, poco tiempo... ¿De qué manera desconecta Pitingo de todo esto?

- Cuando estoy en mi casa tengo prohibido hablar de trabajo. Me molesta muchísimo. Lo que me gusta es tirarme en el sofá con un bol de palomitas a ver una peliculita buena.

- Antonio, ¿se puede llevar una carrera como la tuya estando casado?

- Es complicado pero yo llegué a un pacto con mi mujer y comenzó a trabajar conmigo, de asistente personal. Nadie mejor que ella me conoce.

- Eres un artista con gran éxito entre las mujeres, con muchas admiradoras. ¿Eso cómo lo lleva tu mujer?

- (Ríe) No lleva muy bien ése tema...

- ¿Y tú cómo llevas el que seas uno de los hombres más deseados por el colectivo gay?

- (Ríe) Yo lo llevo muy bien. Sé que puede sonar raro viniendo de un gitano pero es que en mi familia hay gays... Yo participé el pasado año en la fiesta de el orgullo y me encantó.

- Sigues sin parar de trabajar, Antonio. ¿Ya tienes proyectos nuevos...?

- Sí. Ahora lo más importante es que estamos haciendo la banda sonora de la serie Cuéntame . Las canciones de Souleria van a aparecer en muchos momentos de la serie. Y más adelante..., comenzaré a buscar temas para un tercer disco. Un disco con el que quiero sorprender (sonríe).

- Ahora que participas en la banda sonora de una serie de televisión, ¿te gustaría probar en el mundo de la interpretación?

- Sí, me encantaría. (Sonríe) Me gusta muchísimo, desde chiquitito. Cada vez que salgo al escenario interpreto mucho, así que estoy dispuesto a lo que me propongan.

- ¿Cómo se plantea el verano para Pitingo?

- Con mucho trabajo. Hasta octubre no pararé de trabajar aquí y después iremos al extranjero. La primera gala está cerrada en México.

- Suelen decir que quien triunfa en México lo tiene todo hecho...

- (Sonríe) Tengo muchísimas ganas de ir. Yo me atrevo con todo e iré para allá a por todas.